inicio logo tiendastextiles.com
 

 

cobertores de epoca invernal
Recomendar Compartir
 

Colchas de invierno

Las colchas de invierno son muy importantes, en las épocas más frías del año, como bien lo dice su nombre. Justamente en pleno invierno y aún así en otoño, muchas veces hay días y noches que suelen ser muy frías, por lo tanto hay que tener a mano, este tipo de colchas de invierno, cuando se acaba el verano y empezamos a transitar, por la estación de otoño.

Cuando ya empiezan a refrescar las noches más de lo debido, es importante tener ya puesta en la cama, aunque sea una sola colcha de invierno para poder taparse enseguida apenas empezamos a sentir frío mientras estamos durmiendo.

 

Previniéndose del frio

Muchas veces me ha sucedido que me acosté teniendo calor, y a medida que pasaban las horas e iba refrescando, me despertaba temblando de frío, y la verdad es muy complicado tener que levantarse con frío a buscar una colcha o manta para taparse, por lo menos a mí me cuesta demasiado, levantarme cuando tengo mucho sueño y frío, así que si ya la tengo puesta sobre mi cama, es fácil y sencillo estirar la mano y cubrirme más rápido. Aunque todavía durante el día, en otoño, suele hacer bastantes calores muchas veces, pero al llegar la noche empieza a refrescar, y por eso es vital que ya estén preparadas y al alcance de las manos, esas colchas de invierno, que son tan abrigadas. Lo que si hay que tener en cuenta, es que existen colchas de invierno de muy diversos materiales.

Y como es lógico, las colchas de invierno son muy distintas a las que son de verano, ya que las de invierno, deben ser muy abrigadas y por el contrario las de verano, deben ser lo opuesto, tienen que ser livianas, frescas y de otros tipos de telas muy distintas, a las que se usan para confeccionar las de invierno. Las colchas de invierno, casi siempre son gruesas y más pesadas, aunque hay excepciones en que suelen ser bastantes livianas, pero igualmente siguen siendo abrigadas; como es el caso de las colchas que son hechas en tela polar, esa es una tela muy liviana, pero a la vez es muy caliente, ya que cuando uno se coloca una o dos de esas colchas, o se pone un buzo o campera con esa misma tela polar, se le va el frío en un instante. No obstante, hay otra de esas colchas de invierno, que son gruesas con relleno de guata, para mantener el calor y que no se disipe el calor, hacia fuera de la manta, es decir, hacia el exterior de la cama.

También se hacen colchas de invierno con plumas de ganso o también con plumas de otras aves, aunque las más apropiadas y abrigadas son las de ganso, por que poseen ciertas propiedades térmicas, que son las mejores, ya que logran generar mucho calor, no permitiendo que este se escape a través de la tela de la colcha. De modo que este tipo de colchas de invierno son las mejores, ya que podemos conseguir la mayor comodidad y calor en el otoño e invierno, y como si fuera poco, también se puede gozar de la suavidad que estas mantas ofrecen y un peso tan liviano, que pareciera que no tenemos nada encima, por lo tanto nos sentimos calentitos y muy cómodos durante toda la noche. Se debe saber que si el relleno de plumas para las colchas de invierno, es muy abundante y puro, la colcha será más abrigada, pero su precio será más elevado a la vez.

Opciones económicas

Pero si se desea abaratar costos, se puede buscar una colcha que sea más consistente, se puede buscar una que tenga plumas y relleno sintético, para que además el costo sea mucho más bajo. Porque las colchas que tienen solamente relleno de plumas, al tocarlas parecen como que fueran muy patinosas, porque las plumas son un material demasiado blando, eso hace que el relleno dentro de la colcha se deslice en todos los sentidos, y no puede quedar firme la colcha. También se hacen fundas con telas térmicas, para ponerlas como capa sobre una colcha de media estación, por ejemplo, para que pueda evitar que el calor salga al exterior. Esto es para que se pueda dejar sobre la cama, la misma colcha de otoño o primavera, reforzada con esta funda térmica, y así también recibiríamos el calor necesario en días fríos.

Esto es para que de ese modo, una manta de media estación, se convierta en una colcha de invierno. También las colchas de invierno que se usan mucho son, las matelaseadas, esas que son del lado de arriba de una tela sintética con estampas, y del lado de abajo tienen un forro de otro material estilo poliéster, esas suelen ser muy abrigadas también. Con respecto a las colchas de invierno, podemos saber que existen de muchos materiales que sirven para abrigarse, como las que son de lana, las que son rústicas también entran en el conjunto de colchas de invierno, por que se hacen tejidas con lanas muy gruesas, y se tejen en telares o con dos agujas, que por el estilo de labor que se emplea para hacerlas, se convierten en colchas artesanales, además de ser de invierno.

email de contacto para informes