inicio logo tiendastextiles.com
 

 

lugares de trabajo y fabricacion de telas
Recomendar Compartir
 

Talleres textiles

En esta oportunidad y siguiendo a unos artículos referidos a la industria textil, daremos comienzo a un artículo muy importante dentro de lo que conforma esta gran cadena de producción, los talleres textiles, que como la mayoría sabe, se trata de establecimientos en los que trabaja gente que sabe del rubro costura y afines, conoce a la perfección el empleo de la máquina de coser.

Aquí conoceremos qué es lo que hay que tener en cuenta para montar un taller de estas características y tener todo en regla, y posicionarnos en el mercado de la industria textil.

 

Una industria muy importante

La industria textil, es uno de los pilares de las economías de cualquier país ya que se sabe mediante estudios de mercado, que se encuentra en tercer lugar de importancia dentro de los gastos de una familia, después de los alimentos y medicamentos. Es por eso que hemos decidido dedicar a este rubro un capítulo completo. La principal actividad de los talleres textiles, es la confección de prendas de vestir, las que se cosen a través de maquinaria específica, las máquinas de coser, que en muchas oportunidades ya las piezas solo se cosen, puesto que ya vienen cortadas por el, o los clientes, que pueden ser marcas conocidas en el mercado, o no, pero estas son empresas que comercializan las prendas, que pueden ser para niños, bebes, hombres o para mujer, y de diferentes tipos así encontramos talleres textiles que se encargan de coser ropa interior, otras ropa urbana, o ropa deportiva o de trabajo, es decir que eso depende del cliente que tenemos.

En efecto los diseños muchas veces ya vienen pre concebidos por el cliente de esa marca, así que solo nos resta, coser, pegar botones, hacer los ojales, dobladillos, colocar sierres, o lo que fuere. Para ello, se debe contar con máquinas que hagan todo ese trabajo para lo que fueron contratados, el personal de costura, que es el que se encargará de esa producción, los que deben estar completamente inscriptos en el estado como trabajadores de la empresa legal, trabajando las horas correspondientes a la jornada laboral común ocho o nueve horas, los cuales deben gozar de los derechos de todos los trabajadores, vacaciones, un franco por semana, y no más de cincuenta horas semanales, de trabajo. Esta es la manera legal de tener trabajadores, (hombres o mujeres, mayores de edad que se dedican a la costura), en los talleres textiles.

Todos los días, o en forma periódica, se reciben allí las materias primas con las que trabajan, se preparan las máquinas, y todas las herramientas, se confeccionan las prendas y se les hace las costuras correspondientes, otros costureros se encargarán de los acabados y del control de calidad de cada prenda, para ser almacenados en lugares secos y prolijos para salir al mercado. En los talleres textiles, hay temporadas altas y bajas de trabajo, y eso tiene que ver dos veces al año, en los cambios de temporada, moda, o tendencias, así en el verano ya se preparan las ropas para el otoño invierno, y durante el invierno, se prepara la ropa que se usará en la temporada de primavera verano, así todos los años en forma cíclica. Los talleres textiles, tienen la obligación de entregar al cliente la ropa en el estado que se pide, es decir completamente trabajada dentro de lo pautado, es decir tipo de costuras, forma de colocación de cierres, con sus correspondientes etiquetas, y en muchas oportunidades embolsados.

¿Qué materiales utilizan?

Dentro de los materiales con los que los talleres trabajan, se encuentran los hilos para coser, que deben ser de buena calidad, porque muchas veces los cierres, los botones, y otros son entregados por los clientes. El tipo de clientelas depende en mayor o en menor medida, de la cantidad de máquinas con las que contamos, con la cantidad de personal, con el tamaño del establecimiento, si se encuentra en forma legal o clandestina, si se trata de un taller textil conocido o no dentro de las marcas comercializadoras, y una serie de elementos de mucha importancia a la hora de posicionarnos en el mercado, bastante competitivo.

Los talleres textiles pueden coser para marcas muy conocidas del mundo de la moda, o para marcas que aún no tienen posición en el mercado, puede tener clientes de firmas muy grandes, o puede tratarse de un pequeño taller de costura que hace algunos trabajos esporádicos en las temporadas altas. Para montar un taller de este tipo, hay que conocer el mercado, la moda, el rubro, la competencia, y desde luego se debe conocer los pormenores de corte y confección de prendas a las que nos dedicaremos, contar con el material humano y maquinaria, además de un lugar cómodo para trabajar por el espacio de ocho a diez horas mínimo por día si es lo que nos agrada. Y otro tema muy importante, es que no importa el lugar físico en donde esté el establecimiento, porque no se trata de venta al público, sino de prendas para confeccionar dentro de los talleres.

email de contacto para informes