inicio logo tiendastextiles.com
 

 

tonalidades de cortinajes
Recomendar Compartir
 

Colores de cortinas

Elegir una cortina para el cuarto no es una tarea sencilla, en especial cuando no estamos acostumbrados a decorar y no conocemos los secretos de una buena ambientación.

Elegir una cortina puede convertirse en un dolor de cabeza si no contamos con el asesoramiento indicado en cuanto a tipos, diseños, texturas, telas y colores. Es que una cortina dice mucho de nuestro hogar, refleja nuestra personalidad, en especial sus colores, los cuales deben estar acorde a la decoración del ambiente.

 

Tips y recomendaciones

Para que usted pueda optar por el mejor modelo, nosotros seremos su guía y le brindaremos los mejores consejos para que su vivienda u oficina luzca espléndida. Como ya hemos visto en varias tiendas, los colores de cortinas son infinitos, ya que no existe solo una gama, dentro de cada gama encontramos otras que pueden ser más claras, oscuras, brillantes, opacas, y demás. Lo que debemos tener en mente antes de elegir una tonalidad, es primero pensar en el color de las paredes en donde será colocado el cortinado, esto no es un detalle menor, sino el factor principal, de esto depende el éxito de nuestra elección. Por ejemplo, para una pare beige en un salón de lectura o formal, se deben combinar siempre cortinas traslúcidas que transmitan paz y tranquilidad con iguales colores: beige, azul cielo o verde lima son opciones válidas para no desentonar.

Si estamos en una habitación con paredes blancas y suelo blanco, entonces el rojo es una excelente alternativa para la decoración; a este tono se le puede agregar detalles en negro, o podemos elegir una cortina doble con telas blancas y rojas, traslúcidas. Si estamos habitando una casa con paredes beige crema, y las ventanas son muy amplias las cuales incluyen estores venecianos, entonces nos inclinaremos por lo clásico y seguro: cortinas beige o azul grisáceo, para no “irnos de tema”. Si volvemos a las típicas paredes blancas, podremos jugar un poco más con los colores de cortinas; existen cortinas multicolores que son perfectas para las habitaciones de los niños, en especial si en ella pusimos muebles de colores vivos (rojo, amarillo, azul, verde).

Las cortinas coloridas brindan un toque infantil a cualquier dependencia, pero siempre que hagan juego con la decoración existente, sino puede convertirse en una pésima elección. Los estores también admiten sus colores, por ejemplo en una pared rosa clara, podremos optar por un estor transparente pero con tonalidades rosas o fucsias, pero no tan detonantes. Para una pared amarilla mostaza, con una decoración que abarca colores como el lila y el blanco, lo bueno es elegir estores amarillos mostaza, con lazos o estampados en lila, para que el cortinado pueda integrarse y no sobresalir.

Decoraciones vanguardistas

Los tips anteriores son casi básicos, en cuanto a los colores de cortinas tradicionales, pero qué pasa cuando necesitamos colores más modernos o que marquen tendencia. Si estamos en una habitación con pared chocolate, lo que podemos hacer es colocar una cortina de fondo color crema con algunos motivos florales verdes, pero que el estampado sea lo más discreto posible. Una pared blanca en un salón minimalista no es solo una pared blanca, aquí se pueden jugar con colores pasteles y negros, o se puede optar por una cortina color beige con estampados en negro para brindar mayor sofisticación. Si, en cambio, hablamos de una pared en tono gris claro, o verde jade, las cortinas floreadas en tono de gris oscuro con estampados en blanco y verde jade sería lo ideal, para no salirnos de la rutina. Una pared gris cubierta de tela aterciopelada, en un sitio donde la combinación principal es el blanco, el negro y el gris, entonces un estor de estilo oriental negro con dibujos en blanco iría como anillo al dedo.

Siempre acordándonos, de que el estor debe ser transparente o, al menos, debe dejar filtrar la luz suficiente como para mantener iluminada la habitación. Si vamos a lo clásico, una pared blanca en una dependencia minimalista nos permite jugar con varios estilos decorativos, y con varios colores de cortinas, cuando la habitación es blanca, lo importante es reconocer el color del mobiliario. Por ejemplo, si los muebles son de color chocolate, lo más recomendable es que también sea ese el color de la cortina, para quedar a tono con el resto de la decoración. Los colores de cortina, deben sumar, y no restar; si el cortinado sobresale, al mismo tiempo debe integrarse para no desentonar y arruinar la decoración. El color de un estor, de una persiana veneciana, o de una cortina de tela puede ayudarnos a dar vida a un espacio que antes era opaco; como también puede resaltar los aspectos decorativos que suelen ser detalles, pero que, al combinarlos, brindan un espacio único.

email de contacto para informes