inicio logo tiendastextiles.com
 

 

como hacer cortinas
Recomendar Compartir
 

Como hacer cortinas

Las cortinas son parte esencial de nuestra decoración o ambientación, son las protagonistas de los hogares, los salones y las oficinas, es que ellas son las que brindan la personalidad a cualquier espacio. Es por ello que un sitio no está completo si no tenemos cortinas, pero ¿Qué es más conveniente, comprar una cortina o hacerla?

Esta es una pregunta muy común ya que existen personas que prefieren confeccionar sus propias cortinas ya que de esta forma pueden estar en el armado y diseño de cada detalle. Y otras prefieren acudir a una tienda y comprar la más bonita y funcional.

 

Paso a paso

Lo primero que debemos hacer, luego de haber tomado todas las consideraciones previamente mencionadas, es tomar las medidas para realizar la compra de tela necesaria. Se debe medir el ancho del espacio a cubrir, multiplicar dicha medida por dos y sumar 10 centímetros para poder hacer los dobladillos de los costados. El largo, al ser fijo en este tipo de telas, no es necesario medirlo; otra cosa que se debe hacer es comprar una cinta fruncidora y ganchos, accesorios que podemos encontrar en cualquier mercería o tienda especializada. Ahora nos toca coser; para empezar con esta tarea debemos hacer un doblez en la parte superior del cortinado, hacia la parte que ocultaremos, es allí donde hilvanamos.

Una vez hecho esto, se realizará el dobladillo en los lados de no más de un centímetro de anchura, también, hacia la parte que quedará oculta; esto puede hacerse a mano o a máquina, como más nos guste. Una vez que tengamos hechos los dobladillos, se procederá a colocar la cinta fruncidora sobre el doblez ya hecho en la parte superior del cortinado, y se hilvana (tanto por la parte superior como inferior de dicha cinta). Ya tenemos la cinta fruncidora fijada y es allí en donde estiraremos de los cordones hasta que la cortina se frunza totalmente; una vez que esto ocurra, se hacen nudos en los cordones para que la cortina no vuelva a estirarse. Solo nos queda ahora terminar la cortina, calculando el largo, hasta la distancia deseada, para poder lograr esto, colocaremos la cortina de forma vertical, desde donde iría el barral y así evitaremos errores de medición.

Una opción sencilla para terminar el proceso, es realizar un dobladillo de unos quince centímetros (siempre hablando del largo), sino se puede colocar, al final del cortinado, un tipo de puntilla o pasamanería, para darle un toque más alegre y moderno. Es así básicamente como logramos hacer una cortina de una manera rápida, sencilla y al menor costo posible. Cómo dijimos al principio, debemos contar con mucha paciencia y tiempo, ya que a pesar de ser un trabajo relativamente sencillo, demanda algunas horas. La elección de telas, de barrales o rieles, como la de los accesorios, debe ser minuciosa, porque un solo error y puede tirar todo nuestro trabajo a la basura. Una cortina no es un mero pedazo de tela, puede ser la protagonista de nuestra vivienda o espacio si sabemos elegirla, ubicarla y combinarla con el resto de la decoración; una cortina refleja nuestra imagen y personalidad.

Lo que hay que saber

Para hacer cortinas, debemos ante todo pensar bien para qué la queremos o para qué la necesitamos: será para un aspecto netamente decorativo, o estará allí para filtrar la luz del sol y resguardar nuestra intimidad. También podemos pensar en un cortinado que cumpla ambas funciones, y para poder lograr ambas debemos elegir cuidadosamente la tela; independientemente de su color o textura, aquí nos enfocaremos en su tipología y grosor. Si deseamos una cortina que mantenga un cierto grado de oscuridad en una habitación, como por ejemplo un dormitorio, entonces la tela debe ser gruesa; si, en cambio lo que deseamos es una cortina que brinde luminosidad, optaremos por una tela fina y ligera.

Una vez elegido el tipo de tela es donde tenemos que empezar a pensar en la decoración, si queremos textiles con estampados, lisos, con algún bordado o de textura rasposa. La elección de los colores o dibujos, se hará de acuerdo al tipo de decoración que tengamos en el ambiente; si contamos con muebles color marrón chocolate, por ejemplo, las cortinas deben combinar con ellos a la perfección para no desentonar. Si los tapizados de las paredes del sitio son lisos, entonces será conveniente optar por cortinas lisas, también, estos son solo algunas recomendaciones para que podamos tener un sitio espléndido y elegante.

email de contacto para informes