inicio logo tiendastextiles.com
 

 

fabricacion de cortinas para el hogar
Recomendar Compartir
 

Confeccion de cortinas

La parte decorativa de un hogar no está dada solo por el mobiliario, sino también por diferentes objetos o complementos. Las cortinas son fundamentales en la estética de una habitación o vivienda, es por ello que no solo debemos preocuparnos por sus dimensiones y el tipo de tejido, sino también por sus colores, estampados y diseños.

La confección de cortinas es un fenómeno que se ha venido dando en los últimos años, es que las amas de casa como también las aficionadas por las actividades manuales, se han dado cuenta que hacer una cortina no es una tarea muy compleja si se cuenta con los elementos adecuados.

 

Consejos útiles

Como dijimos previamente, hacer una cortina para nuestra ventana no es tarea difícil, pero sí debemos poner mucha dedicación, empeño y concentración ya que nos llevará algunas horas. Antes de empezar con esta tarea de confeccionar una cortina, debemos tener en mente que las mismas brindan un “toque” diferente al ambiente, nos protegen del exceso de la luz solar natural y, en ocasiones pueden hasta aislar ruidos molestos. Antes de empezar con la confección debemos pensar en varios factores, uno de ellos es el estilo y la ambientación. Es necesario determinar el estilo del espacio donde éstas se colocarán, contestaremos la pregunta “¿queremos una decoración rústica, moderna, elegante, minimalista?”. Las decisiones fundamentales de la confección de cortinas dependerán siempre de la imagen que queramos para nuestro hogar. Otro aspecto relevante es el que se relaciona con los colores y texturas, elegir un color no es tarea menor, y el mismo se verá limitado por el estilo ya elegido.

Si deseamos un ambiente cálido, entonces seguramente, emplearemos colores cercanos al rojo; mientras que si lo que preferimos es un ambiente frío, los colores a elegir serán azules. Se recomienda a la vez elegir cortinas fáciles de manipular, que sean sutiles y livianas, éstas son muy funcionales y no hacen que el ambiente luzca recargado. El ambiente en donde se colocará la cortina es también un factor importante, ya que no será lo mismo confeccionar una cortina de baño, como una de living; la tela a elegir también será distinta. Si debemos hacer una cortina de cocina, debemos elegir un tejido resistente a la grasitud y el vapor, mientras si nuestro deseo es confeccionar una cortina para el dormitorio, las telas a elegir serán mucho más elegantes. La protección o la funcionalidad de la cortina debe tenerse en cuenta, ¿Para qué la queremos? ¿Sólo para decorar o para filtrar luz y viento? Todo lo mencionado anteriormente debe ser seguido a rajatabla para poder realizar una confección de cortinas adecuada, que nos sea útil y decorativa.

Las telas son nuestra materia prima en la confección de cortinas y hoy, podemos elegir entre varios modelos: naturales, sintéticos, mixtos, con mayor o menor resistencia, etc. ¿Cómo elegir la tela correcta?, esta es la pregunta que responderemos a continuación. Para poder acertar en la elección del material es necesario tener una idea de la decoración que deseamos lograr, es por ello que hay que tener en mente factores como: la caída de la tela, las texturas, los colores e incluso los estampados. Con respecto a la caída de la tela, tenemos algunas con características livianas, lo que hace que podamos utilizar más tela para la confección de la cortina. Pero también hay telas con caída pesada, éstas brindan presencia e identidad a la ventana, entre estas telas encontramos el chenille y los jackards. Las telas livianas son traslúcidas lo cual las torna ideales para que pase la luz, sin dejar de resguardar nuestra intimidad, entre estas telas se destacan el algodón y la gasa. A su vez, el mercado ofrece telas semi-pesadas para la confección de cortinas, dando lugar a un efecto rígido en la cortina; las lonetas acrílicas son las que dominan en este rubro.

¿Por qué confeccionar nuestras propias cortinas?

Hacer nuestras cortinas es una tarea relajante y de la cual se aprende mucho. Todas aquellas mujeres o personas que hayan hecho cortinas, luego se vuelcan a realizar otras tareas similares como edredones, cubrecamas, sábanas, manteles, estores y demás. Si contamos con el tiempo y la paciencia adecuada, siempre es mejor hacer nuestros productos que comprarlo, las razones son muy sencillas de explicar. Solo nosotros sabemos bien qué es lo que queremos, cómo lo queremos y cuáles son las necesidades que debe cumplir.

Es muy difícil encontrar un producto terminado que cumpla con todas nuestras expectativas. A su vez, todo lo que nosotros hagamos terminará siendo mucho más barato, debido a que no es lo mismo comprar la materia prima que la manufactura. Por eso, si contamos con tiempo, y el dinero necesario, aventúrese a confeccionar su propia cortina, verá que esta tarea le brindará nuevos conocimientos que luego empleará en otras manualidades.

email de contacto para informes