inicio logo tiendastextiles.com
 

 

cortinas para nios de distintas edades
Recomendar Compartir
 

Cortinas infantiles

Las cortinas son uno de los elementos decorativos por excelencia en un hogar, es por ello que cuando elegimos un modelo debemos estar seguros que no solo cumplan con la estética demandada, sino también que tengan la funcionalidad adecuada para la habitación. ¿Qué queremos decir con esto?, que una cortina además de decorar, debe dejar pasar el flujo de luz adecuado para que el espacio se vea iluminado.

Cuando buscamos una cortina para una habitación infantil, debemos tener presente lo previamente dicho, ya que el niño no solo dormirá allí, sino que probablemente estudiará, jugará con sus amigos y hasta leerá. Las cortinas infantiles deben proveerle del mejor ambiente.

 

Decoración y estilo

Decorar el cuarto de nuestro hijo es todo un reto, esto se debe principalmente porque no estamos seguros si nuestros pequeños tienen el mismo gusto o preferencias que nosotros. A veces debemos incorporar algunos elementos funcionales dejando de lado las preferencias de los niños, pero siempre teniendo en cuenta su edad, si es menor de 10 años por ejemplo, no se podrá optar por una decoración muy madura, la cual quedaría en desacorde con el infante y sus gustos. Las cortinas infantiles son parte de la decoración de la habitación y no son un detalle menor, pero ¿Cómo sabemos cuál es la cortina adecuada para su habitación? Lo primero que debemos hacer es consultar con nuestro hijo antes de realizar cualquier compra, en caso de que la habitación la comparta con algún hermano, entonces debemos preguntar a ambos. Es muy natural que las cortinas infantiles, o al menos la mayoría de los modelos, incluyan colores brillantes y audaces, esto se debe a que llama la atención de los pequeños ya que ellos los relacionan con el juego y divertimento.

Una cortina infantil de color liso, ya sea el típico azul, celeste o rosa, es algo maduro para ellos, podemos optar por cortinas estampadas con algunos dibujos interesantes. También podemos adquirir cortinas infantiles con alguna temática que le interese a nuestro hijo, por ejemplo, si es fanático de los barcos, elegiremos una tela que incluya dibujos de embarcaciones o veleros. Esto mismo aplicado a las niñas, si les gustan las películas de Disney o las historias de princesas, entonces recurriremos a estos motivos. Cuando hablamos de decoración infantil, son muchas las cosas a tener en cuenta, en especial las necesidades de los más chicos ya que no estamos hablando de cualquier estancia, sino de un sitio que terminará siendo su refugio. Sin importar la tela o el color, lo primero que debemos tener en mente es que la cortina sea de agrado para el menor, es por ello que si lo llevamos con nosotros a la tienda, debemos guiarnos por sus gustos y sus frases como “quiero esas”.

Antes de comprar la cortina debemos pensar en la ubicación de la o las ventanas, porque por allí entrará la luz, y no es lo mismo comprar una cortina para filtrar mucho sol, que una convencional. El tejido dependerá del tipo y flujo de luz que deseemos filtrar. También hay que pensar que las cortinas infantiles deben lograr un equilibrio perfecto con el mobiliario, es por ello que el diseño debe integrarse a la perfección para evitar un contraste feo o antiestético. Las cortinas irán evolucionando con la edad del niño, al principio se elegirán modelos con sus personajes favoritos y cuando se vaya convirtiendo en adolescente, buscará motivos más sobrios, mucho más adultos. El tamaño de la habitación es también un factor relevante, si tenemos un espacio pequeño, lo mejor será optar por cortinas infantiles de clores simples y neutros, ya que si elegimos los modelos estampados, se recargará demasiado el ambiente. Los textiles altamente inflamables deben ser evitados a la hora de elegir una tela o tejido, ante todo porque son nocivos para la salud y, en el caso de tener alguna estufa, se duplican los riesgos de incendios.

Cortinas para bebes

Dentro de las cortinas infantiles se destacan aquellas elaboradas para la habitación del bebé. Difieren mucho de las cortinas tradicionales porque los motivos son mucho más suaves, como sus colores y tejidos. Generalmente entre los modelos más populares tenemos las cortinas rosas con estampados de ositos, o de unicornios; para los varones las azules o celestes con dibujos de autos o juguetes.

Lo bueno de estos modelos es que son muy resistentes y filtran la luz adecuada proporcionando al bebé un excelente sueño, sin interrupciones; esto no es un detalle menor. Una cortina que deje pasar más luz de la adecuada o sugerida, afecta a largo plazo la salud de nuestro hijo, ya que al interrumpir su descanso se generan diversos traumas. Antes de optar por alguna, es importante constatar la cantidad de luz natural que posee la habitación para poder elegir el modelo correcto.

email de contacto para informes