inicio logo tiendastextiles.com
 

 

edredones baratos
Recomendar Compartir
 

Edredones baratos

Los edredones son las fundas que se colocan en las camas para mantenernos abrigados durante las noches de invierno y en climas realmente fríos.

Esto es fundamental en invierno, porque cuando hay factores como una mala calefacción, o dormitorios alejados a una fuente de calor, puede ser muy perjudicial para la salud, porque por las noches bajan las defensas del cuerpo y si nos encontramos.

 

Características y calidad

Antes de hablar acerca de los edredones baratos, sería importante saber qué características tienen los edredones en general, cuáles son los que se considera los mejores, sus ventajas, y desventajas. Ahora retomemos el tema de los edredones baratos, que por ser de bajo precio, no significa que no abriguen, sino que más bien los precios bajos, pueden influir en su vida útil, en sus presentaciones de diseños, en sus grosores, en las telas con las que fueron confeccionados, y en los rellenos. En principio un edredón de buena marca, puede costarnos unos ciento cincuenta dólares, y uno de inferior calidad menos de la mitad. En este momento veamos de qué material están rellenos; pueden los edredones estar rellenos de guata, de plumas, o de lanas, y lógicamente que los de plumas de aves, son los más livianos, y los más abrigados.

Las plumas pueden ser de ganso, de patos, y las fibras sintéticas para los de menor calidad. En cuanto a las telas que se presentan los de muy buena calidad, estas son más gruesas, y resistentes a la humedad, a las manchas, y son muy sencillas de lavar pero hay que tener la precaución de lavarlos a seco, en las tintorerías, y los de baja calidad los podemos lavar en la lavadora común de la casa, pero en cada lavado estos edredones, se verán más chatos cada vez. Los edredones más caros de marcas, de buenos rellenos y de presentaciones únicas, son bellísimos y visten un cuarto de una habitación de cualquier tipo. La diferencia sustancial entre los edredones baratos, y los edredones caros, es sin duda la vida útil y la presentación y diseños.

Los podemos ver en Internet y comparar fehacientemente, que el matelasé, de los de buena marca es muy cuidado, y tienen más grosor, porque las plumas permiten ese estilo inigualable, estos son ideales para cuartos principales, en donde queremos lucirnos, y los más económicos, pueden ser colocados en casa de fin de semana, en cuartos de huéspedes, o de servicios, o como segundos edredones cuando estamos lavando los edredones de las camas. Para ser más simples en la explicación, un edredón de muy buena marca nos durará muchos años, y siempre se mantendrán como cuando los compramos nuevos, con los mismos colores, el mullido, el abrigo, y se mantendrán intactos aunque pase el tiempo, pero los edredones baratos, pueden aplastarse con cada lavado, hasta parecer lánguidos y sin color en los meses más tarde, después de haberlo colocado.

¿Cómo elegirlos?

Hay una manera de tener edredones muy buenos de buenas marcas nórdicos, y pagarlos más baratos, ¿dónde?, en los sitios de Internet, tenemos la posibilidad de adquirirlos a un precio menor que en los comercios convencionales, porque en estos sitios la transacción es sin intermediarios, por lo tanto resulta menos dinero el que tenemos que desembolsar. Es muy simple comprar a través de estos sitios muy bien armados, a partir de las fotos, de los edredones, pinchamos los que nos gustan y nos lo traen a las cuarenta y ocho horas hábiles de haber hecho el pedido, es muy fácil, la forma de pagos, con tarjetas de crédito, por transferencia bancaria, o por pago en contra reembolso. Otra de las formas de conseguir edredones baratos y de muy buena calidad es en los outlet de este tipo de piezas, que son los que pueden pertenecer a las temporadas anteriores, o se puede tratar de productos discontinuos, o que posean alguna falla imperceptibles al ojo humano, de costuras, o de tamaños.

Lo cierto es que se puede conseguir buenos edredones a muy buenos precios. También la solución inmediata es la de la compra de un edredón de poca calidad, cuando lo necesitamos para momentos puntuales como un viaje a zonas frías, de vacaciones o por pocos días, en donde no hace falta comprar demasiada calidad, puesto que son solo para abrigarnos, en esas noches y nada más. Tengamos en cuenta todos estos consejos que nos vienen muy bien para ahorrarnos unos pesos en la compra de un edredón, aunque lo ideal es tener los de buena calidad porque son sencillamente, para siempre.

email de contacto para informes