inicio logo tiendastextiles.com
 

 

cobertores de moda
Recomendar Compartir
 

Edredones modernos

Los edredones modernos son sin lugar a dudas los preferidos cuando hablamos de ropa de cama, en especial cuando se hace referencia a colchas o cubrecamas para el invierno.

Este producto garantiza un sueño de calidad, debido a que nos mantienen calentitos cuando hace frío, pero brindan un calor natural, no artificial y eso los hace únicos. Los edredones modernos cuentan con una particularidad: se adaptan a la decoración actual, por ello se los llama “modernos”, porque responden a las últimas tendencias.

 

Un edredón con movimiento y funcional

Actualmente el mercado ofrece una gran variedad de edredones modernos que pueden utilizarse en diferentes habitaciones: edredones minimalistas, con estampados elegantes, hasta con encaje. Nosotros tendremos la tarea de elegir el más conveniente y adecuado de acuerdo a la ambientación del dormitorio. Elegir un edredón no es tarea sencilla, y esto pasa debido a que debe cumplir con algunas pautas que nosotros debemos establecer. Dichas pautas no hace referencia únicamente al diseño de la ropa de cama, sus colores y texturas, sino también a la funcionalidad del producto. No importa cuán lindo pueda ser el edredón, si no nos abriga no sirve. Para elegir edredones modernos y eficientes, entonces tomaremos en cuenta 2 cosas: nosotros y el edredón en cuestión. Cada persona no es solo un mundo, sino también es única e irrepetible, por ello se necesitará combinar a la perfección al individuo con la ropa de cama.

Pero ¿Cuáles son los criterios fundamentales a tener en cuenta cuando buscamos un sueño perfecto? Son 4 los factores que hacen al buen sueño: la tela, el tamaño del cubrecama, el peso y el movimiento del edredón; los edredones modernos, se supone, constan de estas características fundamentales. Pero a continuación las veremos en detalle. Aquí, vamos a hablar de varios aspectos, ante todo, como dijimos en el párrafo de arriba, cada persona tiene necesidades distintas; existen individuos que necesitan sentir peso sobre su cuerpo para sentirse abrigado y poder descansar plenamente. Mientras que otras desean dormir con un cubrecama que abrigue, pero que sea lo más liviano posible. Lo que siempre se recomienda, es adquirir un edredón con un alto porcentaje de plumas o plumón; en lo posible de un 75%. Como ya sabemos, el plumón es el que más calor natural brinda y el más liviano, dato a tener en cuenta antes de la compra.

Los edredones modernos suelen ser “a prueba de movimiento”, es decir, cumplen con su función de mantenernos cálidos, aunque nos movamos mucho. Los edredones modernos incluyen el suficiente peso para evitar que se resbalen fácilmente mientras dormimos; al mismo tiempo, vienen en grandes tamaños para que no solo cubran el largo y ancho de la cama, sino para que también cubran nuestros movimientos y no quedemos destapados durante la noche. Una solución adicional es el cobertor en plumón, el mismo nos brinda la posibilidad de bordear la cama como si éste fuera una colcha tradicional, pero con las propiedades de un edredón, siendo éste mucho más liviano, claro está. Este invento canadiense es uno de los más revolucionarios en cuanto a ropa de cama y cubrecamas, ya que además de mantener el calor, es altamente estético para la habitación.

Tamaño y tela

Estos factores son fundamentales cuando se trata de edredones modernos, con respecto al tamaño siempre se aconseja comprar un edredón que permita una caída de no menos de 30 cm por lado, esto nos permitirá dormir cómodos sin tener que preocuparnos de poder quedar destapados durante la noche, ya que nos sobra tela. Cuando hablamos de ésta última, debemos fijarnos la cantidad de hilos por pulgada, a cuanto mayor hilaje, la tela será mucho más cerrada lo que hace que las plumas se encuentren seguras dentro de la costura. Es importante que el consumidor sepa que si compramos un edredón con una tela que posee menos de 220 hilos por pulgada, en un futuro inmediato, las plumas empezarán a escaparse del cobertor. Además de esta característica, la tela del edredón no debe ser cualquier tipo de tela, sino debe haber sido tratada especialmente mediante la metodología “down-proof”.

Este término hace alusión a la confección de la tela; ésta debe ser lo suficientemente abierta para dejar respirar al edredón, pero lo suficientemente cerrada para que las plumas no se escapen. El tratamiento down-proof remite a un horneado especial que la tela del edredón recibe cuando se fabrica; el resultado es una tela suave, una suavidad muy perceptible al tacto. Es muy común que las telas tratadas por este método tengan no menos de 264 hilos por pulgada, esta característica deberá ser consultada con el vendedor del producto. Como conclusión decimos que para escoger el edredón adecuado, no solo basta con que sea moderno, sino que se deben tomar todos los factores, anteriormente nombrados, y verificar que las demandas se cumplan.

email de contacto para informes