inicio logo tiendastextiles.com
 

 

envolturas plasticas
Recomendar Compartir
 

Fundas de plastico

Enfundar nuestro objetos, es necesario en diferentes oportunidades, por ejemplo cuando hacemos arreglos en la casa, de mampostería, pinturas, o limpiezas profundas.

También cuando hablamos de preservar la vida útil de un colchón, almohadas, almohadones, ropa fina, y delicada, juguetes en desuso, zapatos y prendas de la temporada pasada, etcétera, es decir que son muchas las razones que tenemos para necesitar fundas en nuestro diario vivir.

 

Una protección adicional

Las fundas, han sido creadas para la protección de diferentes elementos de nuestra vida, se trata de materiales muy variados, como el polietileno, el nylon, y el plástico, se presentan en colores, transparentes, de tamaños adecuados para cada función, y realmente las vemos en todas partes, como por ejemplo en las librerías, en folios para repuestos de hojas, en las papeleras, que se venden en rollo, en forma de bolsas, en los supermercados cuando hacemos las compras y nos dan las fundas para guardar todo lo comprado, en las mantelerías para la protección de manteles, etcétera. En este artículo nos vamos a referir al tema puntual de las fundas de plástico, que son sumamente prácticas cuando las necesitamos.

Hay ocasiones en las que no es conveniente usarlas ya que carecen de estética, por ejemplo si tenemos sillones muy finos en el living, no los podremos cubrir con las fundas de plástico, realmente no quedan bien, ahora si ese sillón está expuesto a una cuadrilla de pintores que harán su trabajo, es mejor que las coloquemos, antes de que sea demasiado tarde, porque si las fundas de plástico son de buena calidad y de un buen plástico, cubrirán completamente al sillón, la mesa, o los elementos que necesitemos cubrir, cuando lo que se está haciendo son trabajos que implican polvo volátil, o salpicaduras de pinturas. En el hogar hay un sin fin de elementos a cubrir y proteger con este tipo de fundas, por ejemplo en la cocina cuando guardamos alimentos que están abiertos, alimentos secos como fideos, o bien los frescos para el freezer, son perfectas y sin ellas nada sería igual.

Lo mismo ocurre cuando necesitamos cubrir hojas de cuadernos y carpetas para que no tomen la humedad del ambiente, trabajos prácticos, que deberemos entregar de manera impecable, para guardar elementos muy pequeños, y delicados, etcétera. El grosor de las fundas nos dan la pauta de su calidad, por ejemplo, si hablamos de fundas de polietileno que contienen cierres para guardar ropa que ha sido lavada, para la próxima temporada, estas son ideales, ya que esa ropa no tomará humedad ambiente ni polvo, ni tierra, que la ensuciaría aunque esté guardada. Existen muchas formas, tamaños, y grosores en el mercado en tema de fundas y bolsas de plástico, para que cada función sea cumplida.

Ejemplos de fundas

Para la ropa no hay nada mejor que esas fundas, pero las que tienen cremallera para que no ingresen, ni la humedad, ni la suciedad, pueden albergar ropa hasta un año, sin que la ropa se altere en lo más mínimo. Los cubre manteles en plástico, son la opción ideal en las cocinas de “alto tránsito”, sobre todo cuando hay bebes en la casa, que a la hora de comer, se convierte en un tiradero de líquidos y sólidos, sobre el mantel, así de esa forma podremos quitar el cobertor y el mantel estará limpio y presentable. Las fundas de plástico, funcionan muy bien cuando por ejemplo, tenemos una casa de fin de semana, a la que vamos de vez en cuando, y que con ellas se pueden preservar muebles de la casa, sillones, vajilla, y los equipos de música y video. De esa forma cuando llegamos quitamos esas fundas y todo estará reluciente, sin vestigios de suciedad o polvo. Para la limpieza de estas fundas, no es conveniente usar agua y jabón, salvo en casos en los que se les ha derramado líquidos pegajosos, porque si están repletos de polvo o tierra, solo se necesitará un plumero para quitarlo, ya que no nos olvidemos que estas deben proteger ropa, o elementos que no pueden tomar humedad.

No es muy difícil hacer nuestras propias fundas de plástico, solo se necesitan una serie de elementos básicos como un buen nylon cristal, cierres de las medidas correspondientes, o velcro y una máquina de coser, y tijeras, se sacarán las medidas del objeto a cubrir siempre teniendo en cuenta de dejar espacio para las costuras, y los remates, y tendremos nuestras propias bolsas con cierres para guardar todo lo que necesitemos, como juguetes, ropas de la temporada pasada, almacenamiento de alimentos no perecederos, asegurándonos así, de esa forma, la vida de esos elementos. Es muy sencillo cortar el plástico hasta puede ser una tarea muy amena. En resumen el plástico, es un material que se adapta a cualquier circunstancia de nuestra vida, es por eso que serán las elegidas para la preservación, y protección de nuestros elementos más queridos.

email de contacto para informes