inicio logo tiendastextiles.com
 

 

cubiertas para almohadas
Recomendar Compartir
 

Fundas para almohadones

En este artículo, profundizaremos principalmente el tema de las fundas para almohadones y en este caso, diremos que es tan grande la variedad por la que podemos optar, que se hace imposible imaginarnos algún modelo en particular y comprarlo, ya que muchas veces, es difícil elegir uno o dos modelos, entre más de doscientos.

En este caso, podemos utilizar algunos métodos que nos ayudarán a elegir las fundas de almohadones más adecuadas para el ambiente a donde queramos colocarlos.

 

¿Cómo elegirlas?

En el mercado, podemos encontrar una amplísima variedad de fundas de todo tipo. Estas, se emplean principalmente con el objetivo de proteger diversos elementos, para que no se ensucien, se corten, se rayen y demás. Además de esto, también se colocan con el objetivo de decorar y embellecer dicho producto. Almohadones, podemos encontrar en el dormitorio, sobre la cama, sobre algún sofá o sillón, en el living o así también en el jardín de invierno o de verano. Todos y cada uno de ellos, tendrá un estilo diferente determinado por el tipo de tela que sea, los colores, los dibujos, los diseños, las terminaciones, etcétera. Lo primero que se debe tener en cuenta es el o los colores que predominan en dicha habitación. No necesariamente tendrían que ser los mismos, pero si seria una buena idea la de encontrar colores en dicha gama, que combinen y que no queden descolocados a donde se los coloque.

En general, cuando se colocan sobre una cama, se deberá tomar como base principal el color y el diseño que posee la frazada de la cama. Muchas veces, podemos comprar el juego de frazada que también viene con fundas de almohadones, pero en este caso debemos decir que es más complicado poder encontrar un almohadón de la medida justa que estas fundas. Ahora bien, en el caso de los sillones del living, también tendremos que tener en cuenta los colores predominantes en dicho ambiente y por supuesto, en las fundas de los sillones. El tamaño, lo elegiremos nosotros según el tamaño que posea el sofá. Lo esencial es la comodidad, por eso es que según el tamaño del sillón o sofá, podremos determinar qué cantidad de almohadones colocaremos, por sofá.

En el caso de las fundas de almohadones de los jardines o quinchos al aire libre, debemos decir que los materiales son diferentes ya que pensemos que requieren de mayor resistencia, al encontrarse en permanente contacto con viento, lluvia, mucho sol y demás. Es por eso que muchas personas optan por comprar fundas de almohadones de cuero en este caso, que son mucho más resistentes, no se mojan ni humedecen. De igual manera, este tipo de almohadones son los más caros del mercado debido a su material tan resistente y duradero, ideal para estos sitios. Hay quienes dicen que las fundas de cuero, para almohadones no son lo más cómodo del mercado ya que si se encuentran al rayo del sol en un día de verano, luego será imposible poder acostarse sobre estos, ya que acumulan muchísimo calor y suelen pegarse a la piel, produciendo sudor.

Calculando la cantidad

Otro de los temas que debemos tener en cuenta, antes de efectuar la compra de este tipo de productos es qué cantidad exacta necesitamos de los mismos, ya que hay empresas que ante la compra de una determinada cantidad de productos, se hace una promoción o un importante descuento. Por eso es que si estamos por remodelar toda la casa, lo primero que debemos hacer es contar cuantos almohadones por cama del hogar necesitamos y sillones. Una vez que ya sepamos la cantidad y las medidas exactas de cada uno, podemos proceder a la compra, dando a conocer dicha cantidad a las empresas que nos proveerán de sus productos. También existe la posibilidad de comprar por Internet todas las fundas que necesitemos, basándonos en las fotografías que se nos muestran en los diferentes sitios. Con la ayuda de las mismas y con toda la información que las acompaña al pie, podremos determinar si es lo que estamos buscando o no.

Las características más importantes que debemos tener en cuenta, con estos productos son las medidas, el tamaño, los colores disponibles, los diseños, los dibujos y el tipo de tela con el que está confeccionada. Luego, seleccionaremos las que más nos gusten, especificando la cantidad que necesitamos y las empresas procederán a enviar dichos productos a nuestro domicilio. En estos casos, también es necesario que tengamos en cuenta además del gasto de la compra del producto, el gasto de envío. Muchas veces, si las empresas no están cercanas a nuestro domicilio, el valor se incrementará notablemente pero hay personas que no disponen de mucho tiempo como para dirigirse hacia los distintos puntos de venta de fundas de almohadones ya que es algo que requiere de tiempo y de paciencia, pero debemos decir que la mejor opción, es la de comprobar la calidad de los productos, personalmente.

email de contacto para informes