inicio logo tiendastextiles.com
 

 

cubiertas para linotipias
Recomendar Compartir
 

Fundas para impresoras

En este capítulo de las fundas y protectores de elementos, hemos hablado de formas, de diseños, de tipos, de precios y de materiales con las que se confeccionan para cada objeto, ahora en este artículo le toca el turno a las fundas para impresoras.

En primer lugar, diremos que las impresoras son elementos adyacentes de la computadora, que nos sirven para imprimir los trabajos que ejecutamos en ellas, las vemos en las oficinas en los bancos, en los colegios, en las universidades, y en el hogar.

 

Cuidando la impresora

Hay decenas de impresoras en el mercado, las que vemos a diario, cuando vamos al supermercado que la ticketeadora nos da su ticket, con la suma de lo que hemos gastado, cuando imprimimos un trabajo práctico para el colegio o la universidad, cuando queremos tener esa foto que tanto nos gusta, o aquel gráfico para entenderlo mejor, o ver un mapa de un lugar al que no conocemos. Lo cierto es que con ellas trabajamos todos, y en reglas generales, en las viviendas hay más de una, la matricial que es una de las más antiguas, las de inyección de tinta, las impresoras láser, las que están conectadas a la red de Internet, que nos permiten imprimir sin cables mediante, las multifunción que además de imprimir los trabajos, también sacan fotocopias, y las que se conectan al ordenador con los cables, entre otras.

Todos los productos que usamos para trabajar en el ordenador, deben ser bien tratados, ya que son muy delicados y todos sabemos que el polvo es uno de los perores enemigos de estos elementos, así que, sobre todo cuando nos ausentamos por unos días de nuestras casas, será menester adquirir, fundas para cada una de las partes de ella. Para mantener una impresora en perfecto estado, necesitamos que tengan los tóner, o cartuchos de tinta que le corresponden, usar solo el papel que está confeccionado para cada función específica, que además, de manera periódica, sean revisadas por los técnicos, y que lo que está al alcance de nuestra mano es de mantenerlas lejos de la humedad, del polvo, la tierra, y las pelusas. Para ello se inventaron las fundas para impresoras, que es de lo que nos interesa hablar en esta oportunidad.

Estas fundas cumplen la función de protección de golpes, ralladuras, y entrada de polvo, que pueden arruinar sus componentes, sobre todo cuando hay trabajos de pintura o de limpieza en la casa, así que conviene colocarles su respectiva funda para mantenerlas en buen estado y que tengan una vida útil más larga. A las fundas para impresoras las podemos encontrar en las grandes librerías del mercado, en las casas de computación, en los grandes híper mercados, etcétera. Para la adquisición de estas, es necesario saber que las que tienen las medidas que corresponden a nuestra impresora, serán las que mejor se adapten, para que se pueden cubrir en un cien por cien, ni demasiado chicas, ni demasiado grandes, para que ellas cumplan con la función para lo que fueron confeccionadas.

¿De qué están hechas?

Si tenemos una impresora multifunción de gran porte y de una marca determinada, deberemos conseguir las fundas para impresora que le quepan perfectamente a ella, y no otra, de lo contrario la función no se llevará a cabo. Hay muchas marcas en el mercado de impresoras, como así también estas se presentan con las respectivas fundas. En cuanto a los precios estas no cuestan demasiado, y en muchas oportunidades, las podemos conseguir en dos fundas, y hasta de a tres. Si tenemos que hablar de los materiales, diremos que están confeccionados con materiales bastante resistentes a la humedad, y a la suciedad que vuela a diario en cualquier casa, siendo en la mayoría de los casos de vinilo antiestático, son impermeables, y de colores que pasan desapercibidos, como el negro, el gris, y las fundas para impresoras transparentes.

Se pueden guardar plegándolas lo que nos permite un guardado perfecto y que estas quepan en cualquier cajón para volver a ser usadas después que usemos la impresora. Es importante destacar, que estas deben ser lavadas con cepillo una vez al mes por lo menos, para quitarles todo el resto de polvo o tierra que les quede en la superficie, esto es muy importante para lograr su óptimo rendimiento. Dependiendo de cada modelo de impresora hay una funda que le corresponderá las que tienen los orificios para poder colocar los cables y que estos no se doblan ni se tuerzan, o hagan fuerza indebida, por eso es tan importante conseguir las que son para esa marca y no otras. Debemos tener en cuenta que las fundas deben cubrir perfectamente la totalidad de la superficie de la impresora, incluido cada habitáculo, y su panel de control, para su mejor rendimiento.

email de contacto para informes