inicio logo tiendastextiles.com
 

 

adquirir cobijas
Recomendar Compartir
 

Comprar mantas

Nuestra vivienda posee muchos objetos que debemos cuidar día tras día para poder prolongar su vida útil, por ejemplo, se recomienda cubrir a los muebles cuando no se los utiliza para evitar su desgaste o que el sol los manche. Las mantas son perfectas para realizar este trabajo, como también para cubrir el auto cuando nos ausentamos un tiempo, o sencillamente no lo usamos.

Pero éstas no son las únicas mantas que se pueden adquirir en tiendas, también contamos con aquellas mantas para camas y cunas que están destinadas a cubrir el colchón y brindar calor en los días de media estación.

 

Comprar la manta adecuada

Debemos estar atentos, comprar mantas no es algo sencillo ya que primero debemos establecer nuestras necesidades y priorizar gustos, para optar por un diseño u otro. Como sabemos, el mercado ofrece actualmente una gran variedad de mantas para comprar, tenemos aquellas hechas en un 100% en algodón, las que son mitad algodón y mitad poliéster, incluso tenemos mantas de seda, de raso, de lino y confeccionadas en muchos materiales más. Pero antes de ahondar en la textura o la materia prima existen algunos indicadores que debemos tener en cuenta; el primero de todos es el tamaño, una manta que no encaje perfectamente no nos será útil. Los colchones vienen en distintos modelos, diseños y dimensiones, es por esto que tomar las medidas del ancho y el largo del colchón, no bastará, también es necesario que nos fijemos en su altura.

En cuanto a los colores y diseños de las mantas, los mismos variarán de acuerdo a nuestra personalidad y estilo, como a la ambientación de la habitación, lo bueno cuando elegimos un modelo de manta es salirnos un poco de lo habitual, romper un poco con las reglas. Es cierto que cuando debemos comprar mantas para los dormitorios de los niños, siempre nos inclinaremos por diseños divertidos, coloridos y llamativos, pero nosotros, los adultos podemos jugar un poco más con las texturas, los materiales y los colores. Cuando pasamos a hablar de la calidad, aquí es donde tenemos que hacer un párrafo aparte, debemos remarcar, que la calidad no siempre va de la mano con el precio, ¿Qué quiere decir esto?, que una manta sea costosa, no significa siempre, que sea buena.

Cuando vamos a una tienda a comprar mantas, debemos tener en mente varios aspectos: la sábana debe ser resistente, anti-peeling (esto significa que no debe formar pequeñas bolas o motitas), antialérgica, aislante y que pueda mantenerse fácilmente. Si tenemos que pensar en un material que cumpla con todos estos requisitos, automáticamente se nos viene a la cabeza el algodón. Pero como ya sabes, en el mercado hay sabanas las cuales poseen una composición de algodón del 100%, mientras otras solo del 50%, las cuales, obviamente serán mucho más económicas. Estos productos son ideales para las camas de los más pequeños ya que su limpieza se realiza de manera rápida y el secado también lo es; con respecto a la suavidad de cada artículo, la misma se mide de acuerdo a cantidad de hilos, algo que también ya habíamos remarcado en otros escritos, cuantos más hilos posea, más suavidad brindarán.

Modelos clásicos

Dentro de los modelos clásicos de sábanas que podemos comprar tenemos las sábanas de hilo, éstas brindan un gran abanico de opciones, ya que podemos conseguir mantas desde 160 hilos hasta 600, aproximadamente. A medida que vayamos incrementando la cantidad de hilos, notaremos la suavidad y cómo aumenta su calidad; como característica principal decimos que las mantas de hilo poseen un tejido compacto y uniforme. Las sábanas de seda son también muy elegidas por los consumidores, por su puesto son mucho más costosas pero de excelente calidad. Una de las ventajas más significativas de estas mantas radica en su naturalidad, ya que no incluye tantos materiales sintéticos en su composición. A su vez brindan una excelente estética y nada se compara con ella cuando roza nuestra piel; no importa el color que elijamos, su brillo no cesa y se hace notar.

Las mantas de satén, son las más finas, y de primer nivel, sus consumidores destacan la suavidad de su tela y la estética que proporcionan al cuarto. Lo más común a la hora de comprar mantas de este tipo es que nos topemos con colores sobrios, o con patrones sencillos, generalmente el blanco y el negro prevalecen sobre otras tonalidades. Las sábanas nórdicas son también un clásico, están hechas de telas muy gruesas para poder guardar el calor generado en la cama, no nos olvidemos que son confeccionadas para contrarrestar las bajas temperaturas. Lo bueno que tiene este modelo de mantas es que ofrece un sinfín de diseños: estampados, con dibujos, a rayas, etc, es casi imposible encontrar sábanas nórdicas de un solo color. Ideales para habitaciones campestres o rurales.

email de contacto para informes