inicio logo tiendastextiles.com
 

 

industria de cobijas
Recomendar Compartir
 

Fabrica de mantas

Comprar una manta es algo sencillo para muchos, pero complejo para otros, es que antes de optar por un modelo, diseño y textura, debemos tener bien en claro qué es lo que deseamos para nosotros y nuestra comodidad.

Hoy en día podemos encontrar diferentes tipos de mantas, y es allí en donde las fábricas se tornan importantes, ya que nos abastecen con los mejores y más modernos modelos. Tenemos desde mantas para camas, sofás, muebles, y para vehículos, todas ellas tienen funcionalidades diferentes y por ello que cada una presenta características específicas.

 

Reconociendo una buena manta

Cuando las fábricas de mantas comienzan con la confección de las mismas, deben trabajar con materia prima de primera, es por ello que la tela debe ser la mejor. Cuando compramos un producto directamente de fábrica, es cierto que lo pagaremos más barato, pero eso no quiere decir que su confección no sea buena. ¿Cómo saber si la fábrica nos está vendiendo artículos buenos?, ante todo debemos hacer hincapié en la revisión de la tela, la cantidad de hilos de la manta es lo que otorgará la suavidad y la calidad de la pieza. Por ejemplo, una manta con 144 hilos por pulgada, indica una manta fuerte, duradera y de gran suavidad; esto nos lleva a la conclusión que, cuantos más hilos posea, más suave y lujosa será la manta. Las fábricas de mantas trabajan con diversos tipos de hilados, los delgados son más suaves al tacto, esto afirma que la única manera de saber en el momento si la sábana es o no suave, es mediante nuestro tacto.

Otra de las cosas a tener en cuenta si nos dirigimos a una fábrica de mantas a comprar una, es que el juego de sábanas debe ser flexible, es cierto que todo producto nuevo se siente un poco “duro” al principio, pero las sábanas no deben parecer cartones. La composición de las sábanas depende enteramente de la fábrica, por lo general se confeccionan sábanas en dos alternativas: 100% algodón y 50% algodón con mezcla de 50% de poliéster. Sin lugar a dudas, la primera opción es la mejor, ya que cuanto más algodón posea el producto más suave será, a su vez nos garantizan frescura, no generan pelusa, no causan irritación en la piel y eliminan la posible estática. Las mantas que son 50% algodón y 50& poliéster, son más baratas pero no siempre su calidad es buena, si compramos mantas de este tipo nos costará lavarlas, secarlas y hasta plancharlas.

Las fábricas de mantas nos ofrecen no solo buen material a la hora de comprar, sino también gran variedad en colores y diseños, contamos con los clásicos estampados a rayas, las mantas que poseen dibujos infantiles, de diferentes patrones, etc. Los colores pueden llegar a determina el precio de una manta, ya que las sábanas donde primero se tiñen los hilos antes que el tejido, suelen ser las más costosas. Los colores de las mismas deben combinar a la perfección con la estética y el mobiliario del lugar; por ejemplo si tenemos una habitación pintada en colores pasteles, las mantas deberían seguir este estilo. Lo mismo para los colores fuertes, si la habitación está pintada con algún color agresivo, las sábanas deberán tener un tono similar.

La manta como sábana

Las fábricas de mantas no solo se desempeñan haciendo las típicas mantas que conocemos, es decir, las sábanas, sino realizan otros tipos de productos vinculados a las mismas y con funciones similares. En este caso nos remitiremos a las tradicionales sábanas, aquellas que usamos para cubrir nuestra cama y para dormir cálidos en noches de media estación; las fábricas de sábanas nos ofrecen un gran abanico de modelos, diseños, colores, texturas y composición, pero ¿Cómo sabemos cual comprar? ¿Cuál es la mejor sábana para nosotros? Esta respuesta dependerá siempre de nosotros; debemos ante todo, borrar ese mito que dice “caro, pero el mejor”, no siempre lo que cuesta más ofrece la mejor calidad.

Algunos aspectos a tener en cuenta: debemos saber que la sabana no se acaba en una noche, o al menos no tendría por qué, es por ello que las fábricas de mantas deben confeccionarlas de forma que tengan una vida útil extensa, pero esto también dependerá de su calidad. Las mismas fábricas tienen como norma principal, que, sin importar el diseño o modelo del producto, éste debe ser suave, y no generar pequeñas bolitas que suelen aparecer cuando el artículo no es de buena calidad. La confección es la norma ISO en las fábricas de mantas, las sábanas no deben deshilacharse, perder color o deformarse con el transcurso del tiempo, si esto ocurre, es porque los estándares de calidad no son los adecuados.

email de contacto para informes