inicio logo tiendastextiles.com
 

 

cobijas de guata de algodon
Recomendar Compartir
 

Mantas de algodon

Las mantas de algodón son un clásico, las podemos utilizar para nuestras camas, para los sofás, los sillones y hasta para la cuna de nuestro bebé, es que este material nos brinda un sinfín de beneficios que debemos aprovechar. Las mantas de algodón son suaves, de buena calidad y garantizan una sensación agradable al tacto, es por esto que suelen ser las más elegidas.

También debemos reconocer que hay mantas y mantas, algunas hechas en puro algodón, mientras que otras poseen solo una parte confeccionada en este material y se las suele combinar con alguna materia prima sintética.

 

¿Por qué comprar mantas de algodón?

Como hemos dicho previamente, las mantas de algodón ofrecen más ventajas que desventajas, es por ello que la gente las vuelve a elegir día tras día. Una manta de algodón garantiza un buen descanso, durabilidad y agradables sensaciones. Pero el algodón también tiene su historia, proviene de tierras árabes y su origen tiene lugar en las costas del Valle del Nilo. Las mantas guardan algodón en su composición, pero también lo hace nuestra ropa, al menos el 39% de su confección incluye este material, para poder brindar suavidad al producto final. ¿Por qué las mantas tienen al menos un 50% de algodón en su composición?, sencillamente por las particularidades que este material posee. El algodón retiene gran cantidad de agua, su uso resulta cómodo y provee de frescura; a su vez se puede teñir con mucha facilidad, lo que nos permite luego elegir mantas y ropa en varios colores.

El único problema o desventaja que presenta este elemento es que necesita de tratamientos químicos y mecánicos para conservar su forma. A su vez, cuando compramos mantas confeccionadas en un 100% de algodón sabemos que van a resistir los lavados, se pueden frotar, escurrir, y planchar sin ningún tipo de problemas, las veces que sean necesarias. Si queremos dormir bien, no podemos elegir una manta que raspe ni que resulte incómoda, ya que si lo hacemos, lo más probable es que la terminemos reemplazando por otra, lo que provocaría un gran gasto de dinero. Una de las ventajas más significativas de las mantas de algodón es que son de índole “transpirables”, ¿Qué quiere decir esto? Esto significa que la manta deja pasar la humedad desde adentro de la cama hacia afuera de la misma, favoreciendo la respiración, dejando que el aire circule mejor.

Es de esta forma como mantenemos la cama limpia y seca de forma constante; en especial en verano cuando las temperaturas suelen ser muy altas y transpiramos demasiado. Con respecto a los cuidados de estas mantas, decimos que podemos o no plancharlas regularmente, a veces no resulta necesario, si las doblamos prolijamente, la tela se estirará sola y al mismo tiempo, se suavizará. Cuando se las lava, tampoco requieren de productos químicos especiales, como el cloro o la lavandina para eliminar manchas; al mismo tiempo el algodón suele liberar manchas, es por ello que cuando compramos una manta de algodón de color, es muy importante lavarla primero.

Variedades

Las mantas de algodón ofrecen interminables variedades, obviamente que cuan mayor sea la calidad de la manta, mayor será su precio, pero si nos ponemos a pensar, las mismas son muy accesibles, podemos decir que es uno de los productos de clase media por excelencia. Los precios de una manta de algodón se determinarán de acuerdo a la cantidad de hilos que se hayan usado en su confección, a mayor cantidad, mayor calidad. Las mantas de algodón de 200 hilos, son sin lugar a dudas excelentes, las más fuertes, cuando compramos las mantas mitad poliéster, mitad algodón, lo más probable es que paguemos menos, pero que también esta sábana dure menos. Sin decir que son más rígidas y la suavidad que poseen es inferior a las que están hechas de puro algodón. Podemos encontrar también infinidad de colores, diseños y acabados: tenemos mantas con rayas, a lunares, con estampados, animal print, etc.

Cada manta reflejará nuestra personalidad, gustos y, en ocasiones, necesidades, es por ello que no solo la elegiremos por su color o estampado, sino también por la comodidad que nos brindará. Existen mantas térmicas hechas a base de algodón, las cuales tienen como función principal, mantenernos cálidos durante el invierno, poseen 3 tipos de ajuste para alcanzar diferentes niveles de calor. Se recomienda ante todo, no dormir con estas mantas, porque aunque parezcan seguras, podrían provocar un incendio menor que luego podría agravarse. Existen otras mantas térmicas de algodón que, a su vez contienen telas más abrigadas, destinadas obviamente para los más crudos inviernos, éstas también vienen en diversos colores y se asemejan mucho más a acolchados. Por lo que hemos relatado aquí, las antas de algodón no son populares solo por su composición, sino por la gran cantidad de ventajas que brindan al consumidor

email de contacto para informes