inicio logo tiendastextiles.com
 

 

fabricacion de manteleria
Recomendar Compartir
 

Confeccion de manteles

En las diferentes estancias de la vivienda, las telas cumplen un papel fundamental, y en cada una de ellas, si nos fijamos bien hay una. Por ejemplo en los dormitorios, las sábanas y los acolchados son como los vestidos de la cama, en las ventanas las cortinas, y en las mesas, los manteles.

En cada caso, para la elección de ellas, se tienen en cuenta varias cosas, como por ejemplo el estilo, la decoración, y el gusto de la dueña de casa. En este artículo vamos a hablar de la confección de manteles, tanto en forma casera, como en la forma industrial.

 

En simples pasos

Los manteles se confeccionan en las fábricas, los que a partir de telas, que son medidas, se cosen en las máquinas industriales, en serie, en donde además se las embala para su posterior venta, y para el caso de la confección de manteles en forma casera, deberemos contar con una máquina de coser manual, o eléctrica, para hacer los dobladillos, o aplicarle los detalles. Para comprar manteles, servilletas, cubres, acudimos a los locales de blanquería, o en los grandes supermercados, que en los sectores de decoración los tienen por decenas, y hay de todo tipo, medidas, colores, estilos, y formas, los encontramos en sus bolsas transparentes para que desde afuera podamos visualizar su color, y en la parte delantera, se encuentran las medidas de cada una.

Podemos comprar para la mesa de la cocina, o para la mesa del comedor, hay para todas las mesas de la casa, tengan la forma que tengan. También, podemos tomar la decisión de hacerlos nosotras mismas, cosa que no es difícil, ni mucho menos complicada. Para la confección de manteles, como dijimos anteriormente necesitamos la tela que será de la medida que necesita la mesa a cubrir, que puede ser cuadrada, rectangular, o redonda, y para ello deberemos tomar las medidas correspondientes. Las telas a elegir deben ser además de fáciles de trabajar, de buena calidad para que duren más tiempo como nuevas, de colores firmes y de telas que no se deformen con el tiempo, también necesitamos hilos, para coser los contornos, y los detalles que deseamos agregarle, la tijera con un buen filo, para poder cortar la tela de una sola vez, tizas para marcar, el metro para medir, y la máquina de coser en el programa para ruedos. Como vimos son realmente pocos los materiales.

Tiene sus ventajas la actividad de la confección de manteles de manera casera, en primer lugar porque lo haremos en la medida justa en la que los necesitamos, en los colores de las telas elegidas, también por nosotras, y en la cantidad que necesitemos, además de costarnos más baratas al terminar la tarea. Para ello necesitamos, mucha precisión en el coser, y ganas de hacerlo. Las medidas para confeccionar nuestro propio mantel, se toman en el contorno de la mesa, y mediremos desde arriba hacia debajo de las patas de esa mesa, para lograr que el mantel cuelgue hasta el piso, o hasta donde lo necesitemos, esta tarea se repite de la misma manera con las de las mesas redondas. Una vez que ya tenemos las medidas, hemos de cortar las telas, y le haremos un pequeño ruedo, que cuando esté listo en los cuatro lados, se planchará para que nos quede perfecto.

Tips de decoración

Si la ocasión amerita, podemos agregarles todo lo que queramos, por ejemplo flecos, guardas, de broderie, apliques, volados, o con anterioridad podemos pintar un motivo de flores con pintura para telas, eso queda a criterio y gusto de cada una. Los ruedos pueden tener desde un centímetro hasta tres o cinco, eso es a gusto. Hay muchos sitios en Internet, que perfectamente ayudan en la confección de manteles, los que son mostradas en fotos y con pocos pasos y en pocas horas ya podremos colocar el mantel en la mesa a la que le faltaba. Hay estilos para cada tipo de decoración, como lo es el estilo patchwork, que además de hacerse con retazos de telas de otros trabajos, se forman divertidos diseños que nunca pasan de moda, y que no gastaremos casi nada de dinero en hacerlos.

También se pueden adquirir en las casas de telas, muchos de estos retazos de telas de parecidos colores y formar así nuestro mantel. Además de ser una tarea divertida, ahorramos dinero en la confección de manteles para nuestras mesas. También podemos hacer las cortinas haciendo el juego de colores y creando espacios agradables, confeccionados a mano. Si no contamos con una máquina de coser, podemos hacerlo totalmente a mano, pero nos llevará más tiempo, lo cierto es que si contamos con el tiempo, los materiales y las ganas o la necesidad de hacerlo, qué mejor que poner manos a la obra. La creatividad es el único límite, y una vez que hicimos nuestro primer mantel, ya veremos como haremos más de uno.

email de contacto para informes