inicio logo tiendastextiles.com
 

 

cubre manteleria
Recomendar Compartir
 

Cubre manteles

Los cubre manteles no solo los vemos en las celebraciones, en las mesas de los restaurantes o bares de la ciudad, sino que estos se venden para el uso práctico en la casa, son muy decorativos, y protegen aun más el mantel que usamos.

Se trata de otra tela de un color contrastante para dar ese dibujo típico, que al ser colocados de manera especial, permite que el mantel cobre otro estilo, que puede ser más elegante.

 

¿Qué son los cubre manteles?

Los manteles, son telas de todo tipo (algodón, lino, rayón, seda, etcétera), tejidas al crochet, o a máquina, confeccionadas en fábricas o a mano que sirven para cubrir las mesas de nuestra casa, de restaurantes y de bares, etcétera, parte de ellos son los cubre manteles, que es del tema que vamos a hablar en esta oportunidad. La diferencia que tienen con los manteles en sí, es que la caída es menor que en el anterior, porque de ello se trata de que se luzca el mantel y que de un contraste llamativo. Es como si fuera el toque final a la mesa que estamos preparando. También cuando hablamos de los cubre manteles, hablamos de los que en cierta forma cubre al mantel para que no se ensucie, es el caso de los plásticos cristal que dejan ver el color y las tramas del mantel de la base, pero estos son usados únicamente en las mesas de uso diario, solo para el momento de comer, para que si en el caso de derramarse algún líquido, solo se limpia, fácilmente con un paño húmedo, y cuando lo quitamos el mantel de la base queda perfectamente limpio.

El nylon cristal que así se llama a estos cubres, deben ser de los más gruesos, para resistir en el caso que apoyemos elementos con líquidos calientes, como ollas, o sartenes, que a pesar de ello, lo debemos apoyar en posa fuentes, de lo contrario se derretirían al instante, lo cierto es que cubren y protegen la mesa y el mantel lógicamente. Se compran por metro, y se venden en los locales de ventas de elementos plásticos para el hogar, como por ejemplo en donde venden cortinas para baño, o elementos para limpieza. No se usan en las mesas que deseamos más elegancia, como en una celebración, o en los bares o restaurantes, en estos últimos solo vemos los de tela del color elegido.

Se los puede confeccionar a mano, cortando las telas elegidas para tal o cual mantel, y se hacen los dobladillos correspondientes, y las medidas son muy sencillas, solo medimos el perímetro de la mesa a la que le colocaremos el cubre y dejamos que caiga solo unos centímetros hacia los costados, para dar el efecto deseado. La colocación queda a criterio nuestro, y esta puede ser derecha o en oblicua. En general, los colocamos más para decorar que para protección, ya que si elegimos un color alusivo a un evento, quedan de maravillas todas las mesas con ellos, y si a estos le agregamos las servilletas del mismo color, mejor todavía.

En todos los diseños

Hay de todo en el mercado, y estos se pueden ver en diseños y dibujos para cumpleaños infantiles, y para eventos de muy alto valor estético, y en lo que se diferencian es en los diseños y el tipo de telas con las que se han confeccionado. En esta categoría también entran los caminos que son en cierta forma cubre manteles, que para una boda deberán respetar el color con los que se han cubierto las sillas, u otros detalles decorativos. Para los eventos se alquilan los manteles, las servilletas y los cubres, junto a los vestidos de las sillas, y todos deben ser del mismo color, para crear la ambientación que queramos. Las empresas organizadoras de eventos los tienen en varios colores, para elegir dentro de un catálogo, que dependerá del gusto de los novios, de la quinceañera o de quién celebre.

Una vez que culmina el evento, la empresa que antes armó el salón con todos sus elementos, los desarma para llevarlos a lavar y planchar, para otro evento. En cuanto al color este debe ser contrastante para crear el impacto estético buscado. Así si tenemos un mantel de color blanco, el cubre puede ser violeta, bordó, azul, rojo anaranjado, amarillo, etcétera. Para colocar el cubre, se deben tener en cuenta que si ya el mantel es estampado el cubre debe ser liso, y de un color menos subido que el de base, de lo contrario, quedará recargado y no lucirá bien. Es por ello que antes de elegir nuestro cubre manteles, ya sea para eventos, o para ser colocados en el negocio, o en la casa, hay que pensar que es lo que deseamos lograr y que efecto nos interesa. No nos olvidemos que hay de todo y para todos los gustos.

email de contacto para informes