inicio logo tiendastextiles.com
 

 

ornamentacion de manteleria
Recomendar Compartir
 

Decoracion de manteles

Muchos de nosotros, sabemos que los manteles ocupan un lugar importante en la decoración del salón, sala, cocina, o espacio en el que hay una mesa, con sus respectivas sillas, ya que además de protección a la mesa, también la decora, entonces los géneros, las confecciones y los colores, deben ser los adecuados para cada ambiente al que serán colocados.

No podemos pensar en el mismo motivo para la cocina que para una sala, de ninguna manera, por eso para cada ambiente hay telas y diseños para la decoración de manteles, que son propias y características.

 

Bases para la decoración moderna y clásica

Cuando nos referimos al tema de la decoración de manteles, nos estamos refiriendo a las telas, los estampados, y los colores con los que se han confeccionado los manteles. De esto vamos a hablar en el siguiente artículo, para saber elegir el que más se adecua a la circunstancia deseada. En efecto, hay que tener en cuenta una serie de datos que para la ambientación del lugar que son muy importantes, de esa manera vestirá el mueble de forma permanente, pero si se trata de una ocasión especial, como puede ser un evento, aquí se puede jugar con colores más vibrantes, cubres que contrasten, y servilletas al tono. Así es la diferencia que existe entre el comedor y la cocina, ya que en el primer caso, debemos tener manteles de diseños y decoración, más tranquilas, mientras que una cocina, los colores pueden ser más coloridos y más vibrantes, como las flores, los acuadrilles, las rayas multicolores, etcétera.

Los estampados de las telas o géneros de hoy, sirven para ambientes más modernos o juveniles, los clásicos de siempre para ambientes clásicos, y los de vanguardia para las nuevas decoraciones, que por cierto en muchas oportunidades, son muy divertidas. Para la decoración de manteles, hay que tener en cuenta, qué es lo que deseamos lograr, tomaremos el ejemplo de la decoración de las mesas en las bodas, en las que hay que ver si el evento es de noche, o de día, si se trata de un recinto cerrado, o al aire libre, si la celebración es de estilo campestre o de estilo clásico, si es elegante o informal, todos, estos son datos que los ambientadores tienen más que en cuenta, para lograr los efectos que más convienen.

Los tonos de los manteles, pueden hacer que cambie el estilo de una habitación, por ejemplo la podrá hacer lucir más alegre, si usamos colores brillantes o estampados, o combinaciones de manteles lisos con los cubres de estampados modernos, o por el contrario hacer que luzcan más sobrios con colores más oscuros y lisos. Para los eventos se los alquila, junto a la vajilla, pero para adquirirlos para la casa, se los compra en las casas de blanco, o en los grandes supermercados de la decoración integral, los que tienen de todo tipo y color, o detalles importantes. También en este sentido la decoración de manteles, debe ser la misma que las de las servilletas que sirven a los comensales para limpiar la boca o cubrir la ropa de las manchas de las salsas, o lo que tenga que ver con las comidas, estas deben tener el mismo diseño o por lo menos, el mismo color.

Consejos prácticos

Es importante que sepamos distinguir los más elegantes u ornamentados, de los manteles de uso diario o común, de esos que usamos todos los días, ya que se presentan en diferentes motivos, detalles, y ornamentaciones para cada ocasión, como por ejemplo con calados, con volados, con bordados diferentes, y pintados, todos y cada uno de ellos tienen que ver con el ambiente en el que será colocado. Las revistas de decoración de la actualidad, los innumerables sitios de Internet, y las exposiciones de la decoración son los lugares en los que vamos a ver mucho material sobre el tema de la decoración de manteles, porque hoy se toma en cuenta tanto géneros, como el diseño de cada uno de ellos, para lograr espacios realmente soñados.

Cuando compramos el mantel que decorará la mesa de la cocina o comedor, estos están perfectamente planchados con el apresto de la ropa nueva, pero después del primer lavado ya tienden a quedar más flexibles, para ello y para que esto no ocurra, debemos, después de lavar la prenda, planchar los manteles delicadamente para que siempre luzcan impecables. Así, de esta sencilla manera con la ayuda del artículo, hemos aprendido que los manteles, no son un elemento más al que no se le debe prestar mucha atención, sino que más bien corresponden a una parte importante de nuestra sala, cocina, quincho y por qué no exterior, porque debemos tener claro que una mesa bien vestida, dice mucho de nosotros, y en esto tiene mucha importancia la decoración de los géneros con los que se han confeccionado los manteles, los cubres y las servilletas.

email de contacto para informes