inicio logo tiendastextiles.com
 

 

manteleria de encaje
Recomendar Compartir
 

Manteles a ganchillo

En el instante en el que nos disponemos a hablar acerca de manteles a ganchillo, es importante que sepamos que también son conocidos como manteles tejidos al crochet.

Esta técnica no solamente se utiliza para ropa como muchos piensan, sino que también para elementos como manteles, cortinas, servilletas, frazadas, cubre almohadas que decoran los distintos ambientes del hogar. En este artículo, los llamaremos manteles de ganchillo y su nombre proviene de las agujas que se utilizan para diseñarlos, que justamente se llaman agujas de ganchillo.

 

Con formas y diseños únicos

La cantidad de diseños variados y muy estéticos que podemos hacer, es sumamente amplia por eso es que todos los diseños son originales y son diseñados exclusivamente por la persona que teje, a su manera y a su propio gusto. Son ideales para todo tipo de elemento de uso en el hogar como sillones, mesas, sillas y demás ya que pueden colocarse cubriéndolos y parecieran otros muebles, mucho más estéticos y decorativos para el ambiente. Lo bueno de los manteles de ganchillo, es que nuestra creatividad estará en juego si es que optamos por fabricarlos nosotros mismos. Si nos las ingeniamos para hacerlas nosotros mismos, podremos ser libres en elegir el diseño que más nos guste. No podemos dejar de decir que este tipo de manteles, se emplean pura y exclusivamente para la decoración del hogar más que para cubrir proteger las mesas, ya que los puntos al crochet son muy abiertos, por lo que quedan muchos espacios de la mesa sin cubrir y es muy fácil que puedan mancharse o arruinarse, por eso es que solo se colocan a modo de decoración de la mesa cuando no se está usando; al momento de comer, se retira dicho mantel y se coloca otro que no haya problema en mancharlo.

En términos generales, los manteles de ganchillo son de color blanco, por lo que aún son más propensos a mancharse fácilmente, por eso es que hay que brindarles un cuidado especial. Si no tenemos idea de cómo llevar a cabo este tipo de manteles, podemos ingresar a los distintos sitios de Internet en donde se nos enseñan los distintos puntos a llevar a cabo, paso por paso con todas las instrucciones explicadas claramente para personas que no tienen conocimientos profundos acerca del tema. En revistas de tejido, también podemos encontrar cómo hacer manteles de este tipo, paso por paso, en donde además de las instrucciones podemos observar las fotografías de cómo va avanzando el mantel, conforme pasan los distintos pasos. Es importante en este caso, que se tengan en cuenta las distintas medidas y la forma que posee la mesa o la superficie a donde los vayamos a colocar, es decir, si son circulares, redondas, rectangulares, etcétera.

Lo bueno es que tejer al crochet, nos permite realizar distintos diseños y modelos de manteles, combinados con distintas telas y distintos colores. Una muy buena opción, es la de dibujar en un papel el diseño que estamos imaginándonos, para que quede exactamente igual a como lo pensamos. Podemos tener en cuenta algunas telas de los colores que combinen con el resto de los colores de dicho ambiente para que quede mucho más armónico y estético a los ojos. Con los manteles de ganchillo, se pueden llevar a cabo una variedad enorme de diseños, hasta pueden hacerse flores, que quedan divinas en el ambiente en donde las coloquemos. Este tipo de manteles es mayormente utilizado en una mesa de un quincho o en la mesa del living más que en la cocina, ya que es sumamente elegante y en la cocina podría mancharse o arruinarse fácilmente.

¿Dónde comprarlos?

También podemos optar por dirigirnos hacia locales de venta exclusivos de manteles de crochet, en donde encontraremos la más amplia variedad de diseños y puntos de tejido. En este caso, debemos decir que los precios aumentan notablemente en comparación si lo hiciéramos nosotros, ya que es un trabajo pura y exclusivamente artesanal, que requiere de tiempo y de paciencia. En cambio, si compramos la tela y las agujas, haciendo el trabajo nosotros, será mucho más económico aunque debemos pensar de antemano, que necesitamos de mucho tiempo y de paciencia, porque no es un trabajo que se logra de un día para otro, dependiendo del tamaño que queramos que tenga el mantel.

Si no tenemos conocimiento alguno de cómo hacer manteles a ganchillo es probable que los primeros intentos nos cuesten bastante, ya que es un trabajo que requiere de mucha concentración y paciencia, si bien podemos arreglarlo si nos damos cuenta a tiempo, si no tenemos experiencia en ello, tendremos que saber de antemano que nos llevará mucho más tiempo, pero es bueno para ir practicando de a poco e ir perfeccionándonos en el tema, reduciendo el margen de error. Si nos gusta la idea, podemos armar nuestro propio micro emprendimiento, con nuestros propios diseños y obtener una ganancia de ello.

email de contacto para informes