inicio logo tiendastextiles.com
 

 

manteleria hecha a mano
Recomendar Compartir
 

Manteles artesanales

Los manteles son muy importantes en las mesas de la cocina, del comedor, del quincho, o del exterior, ya que protegen al material con el que está confeccionada la mesa, y además visten el ambiente, y realmente son infaltables en cualquier reunión familiar.

En la actualidad, los manteles se venden de todo tipo, estilo, color, tamaño, diseños, y para cada ocasión hay uno esperándonos. Es por eso que los vemos con diseños de navidad, cumpleaños, eventos infantiles, etc. Siempre están presentes cuando nos reunimos con amigos o familiares a festejar algo.

 

Un toque personal

Como dijimos anteriormente los manteles, pueden ser antiguos, de vanguardia, con poco ornamento, clásicos, retro, y los manteles artesanales, que es de lo que nos interesa hablar en el presente artículo. Es decir que hay un número muy importante de momentos en los que están presentes, ya que ellos cumplen un rol fundamental. Los manteles artesanales, son los que están confeccionados a mano, los que se hacen a partir de materiales con los motivos y diseños que queramos, para diferentes eventos sociales, de nuestra vida, como por ejemplo los cumpleaños, o las bodas. Muchas veces los podemos pintar, o colocarle guardas del color y de la forma que más nos guste, otras veces los podemos tejer a ganchillo, que es una técnica que se hace con una aguja especialmente diseñada para ello.

También se le puede agregar puntillas, o para quienes saben cómo hacerlo, se pueden bordar, con hilos de diferentes tipos entre los que se encuentra el macramé. Así que son muchas las técnicas a usar en los manteles artesanales, y nosotras buscaremos una de ellas. Lo que se necesitan son los materiales, entre los que se encuentran las tijeras, una máquina de coser, si es que lo hacemos con telas, un metro para tomar las medidas exactas la tela y de la mesa en cuestión, y las guardas o puntillas, dependiendo de los elementos que hemos de elegir, para aplicarles. Si necesitamos los moldes para algunos diseños de manteles, podemos contar con Internet que en sus sitios, hay de todo y para todos los gustos, en los que podemos imprimir un diseño que nos gustó a partir de una imagen que la vemos en nuestra pantalla del ordenador.

Pueden ser dibujos de personajes, como Santa Claus, o flores, frutas o rayas, que al copiarlos en los manteles luego se pueden pintar, o bordar como más nos agrada. Para ello también existen las revistas de manualidades que encontraremos muchos trabajos muy lindos para hacer. Por cierto el mercado tiene mucho para ofrecer en materia de manteles, pero si deseamos de todas maneras hacerlos con nuestras propias manos, dejaremos volar nuestra imaginación y manos a la obra, de esta manera obtendremos manteles originales, exclusivos, y a medida para la mesa que lo necesitamos y haciendo que los manteles y las servilletas combinen perfectamente con la vajilla que tenemos. Dentro de la categoría de manteles, también entran las carpetas artesanales, o los caminos, que ahora están tan de moda.

Un regalo ideal

Los manteles artesanales, se convierten en un bonito presente, para regalar a quienes queramos, pudiéndolo personalizar con algunos detalles. Lo más importante, es contar con buenas telas de base para que el mantel dure más y se mantenga a lo largo de su vida útil, en mejores condiciones. En el pasado era muy común que los manteles se bordaran a mano en sus propias casas, porque se le daba muchísima importancia a la mesa familiar, además había cursos que eran tomados por las niñas muy jóvenes para aprender a cortar, bordar y pintar manteles que eran una de las primeras cosas que hacían en los cursos. Hoy esto se fue perdiendo, porque la industria cada vez saca al mercado manteles de telas de todo tipo, y para cada tipo de mesas, a precios insuperables, pero las artesanas a quienes les gusta tener elementos hechos por ellas, les sigue interesando hacerlos en sus propias casas.

Cuando hablamos de manteles artesanales, enseguida pensamos en los que hacían nuestras abuelas que los tejían con el ganchillo o crochet, utilizando hilos de muy buena calidad, es por ello que no es raro encontrar alguno en la actualidad en perfecto estado. Estos manteles eran colocados en las mesas de los comedores, y formaban parte de la decoración clásica de salas y salones de las viviendas de entonces. Hoy las texturas han cambiado, y los estilos, pero los artesanales tienen ese toque de hecho en casa que nada los iguala. Hay que mencionar a las empresas que los confeccionan en forma artesanal, y los venden al público, a las que podemos contactar por medio de la red, y ver los precios de antemano, como así también las galerías de fotos que nos permiten ver qué tipo de productos venden. Esto es muy práctico para quienes están buscando justamente esto.

email de contacto para informes