inicio logo tiendastextiles.com
 

 

manteleria para usar en la cocina
Recomendar Compartir
 

Manteles para cocina

Si ha llegado la hora de elegir los manteles para cocina, este es el artículo que deberás tener en cuenta para que la elección del mismo, sea de la más acertada.

Todos sabemos que los manteles son la vestimenta de las mesas, y son muchas veces los responsables de dar color, alegría, elegancia, y glamour a las mesas que tenemos en los diferentes ambientes de la casa, pero en este caso nos vamos a abocar al tema de la cocina y el mantel.

 

Consejos útiles

En cada estancia el mantel cumple una función, sí, por ejemplo en la mesa del comedor, este debe ser elegante porque es en lo primero que reparamos cuando ingresamos a la casa, es por ello que se debe estar atento al estilo de comedor que tenemos. Aquí la practicidad no es tan importante ya que el objetivo es el de la decoración y el buen gusto. Siempre debe estar en perfectas condiciones a la espera de comensales, y de visitas inesperadas. En la cocina, debe ser práctico, pero no se debe descuidar la calidad y practicidad, ya que se trata de un espacio en el que trabajamos a diario, y que se hacen las cuatro comidas. Aquí los consejos son el de aportar alegría, porque las cocinas son el alma de las casas, en donde se cocina, y se sirven los platos favoritos de los integrantes de la familia.

Deben tener las servilletas al tono, para crear un ambiente fresco y acogedor. Es por eso que casi siempre se eligen los cuadrillé de colores, por ejemplo en rojo y blanco, los más habituales, ahora si lo que estamos buscando es la exclusividad podemos ver lo que tiene el mercado para ofrecernos. Los hay floreados, y los pintados con colores fuertes y a la vez naturales, pero todo depende de la decoración de cada cocina. Las texturas son importantes cuando de manteles para cocina de trata, ya que estos deben ser sencillos de lavar, así que se puede pensar en los manteles antimanchas, que están confeccionados con telas que impiden la penetración de manchas irreversibles. No nos olvidemos que aquí se sirven los desayunos cada mañana, y es factible que los niños derramen líquidos, jugos, té o café, que es muy difícil de quitar.

También se puede pensar en un estilo informal, para todos los días, pero que se adapte al espacio. La forma la da la mesa y esta puede ser redonda, rectangular, o cuadrada, y en la cocina no hace falta que el mantel llegue hasta el piso, puede llegar a la mitad de sus patas a unos veinte centímetros antes del suelo. No tengamos uno solo, porque cuando lo lavamos no tendríamos el que lo suplante y eso no está bien, así que dos o tres serán suficientes para que la mesa luzca increíble, siempre. En verdad para elegir los manteles para cocina, hay que tener en cuenta el color de las paredes, el estilo, y la forma de la mesa. Una mesa redonda que su mantel principal es de color y estampado, si le agregamos el cubre este debe ser liso, o viceversa, esto es excelente porque el mantel central y más importante siempre estará limpio.

¿Qué tener en cuenta?

La resistencia a la suciedad, y a los enganches es la principal cosa a tener en cuenta en cuanto a los manteles para cocina, ya que es un espacio en el que los niños apoyan elementos, como juguetes, útiles escolares y muchos gustan de hacer la tarea escolar, allí, mientras meriendan. Son muchas las personas que además de manteles les agregan centros de mesa, que pueden ser de vidrio, de madera, de ratán, de mimbre, o de yute, para agregar frutas, u otros elementos decorativos. A mucha gente le agrada hacer los manteles o mandarlos a hacer, y si se trata de la cocina, mucho mejor, entonces así, de esa forma, no solo harán uno sino unos cuantos para cambiar cuando queramos. Entre las telas elegidas para el mantel que vestirá la cocina, se encuentran el lino, el percal, el algodón, el poliéster, etcétera.

Y si en la casa hay niños muy pequeños, será menester que durante las horas del almuerzo o la cena se cubra al mantel con un nylon cristal para la protección del mantel y de la mesa, ya que es my factible que se manche con derrames de líquidos, o de comida como puré que si se seca, es más difícil de quitar. Las servilletas son infaltables a la hora de las comidas principales, como la cena y el almuerzo, ya que se evitan manchas en el mantel, pero estas deben ser de la misma tela del mantel en cuestión, o de lo contrario lisas de un solo tono similar en composición o que tenga detalles que se repiten en las cortinas o en las guardas de la pared. También los motivos son un tema muy importante a tener en cuenta y en la actualidad están de tendencia, los que tienen flecos.

email de contacto para informes