inicio logo tiendastextiles.com
 

 

sabanas
Recomendar Compartir
 

Sabanas

Las sabanas son en la cama la protección entre el colchón y las frazadas y los acolchados, sirven para que el cuerpo no roce con el colchón o directamente con la frazada o cubre camas. Las sabanas además son importantes en la cuna del bebe, en la ropa blanca de los enfermos.

Las sabanas han tenido una evolución en los materiales desde la seda, los algodones, el polyester y toda la combinación de estos para lograr mayor confort y durabilidad, una sabana usada normalmente si es de buena calidad puede llegar a durar 8 años, hay marcas muy conocidas que salen un poco caras pero nos dan esa garantía, y además los colores son resistentes si no las secamos al sol directo, de todas formas secadas al sol ayuda a que se oren bien. Luego en el planchado se les puede almidonar.

 

¿Cómo elegir su calidad?

Muchas veces nos ofrecen sabanas de cierta cantidad de hilos, no entendemos hasta que no tengamos la experiencia que quiere decir esto, en los catálogos se habla de sabanas egipcias de 1000, 800, 600 etc. mencionar la cantidad de hilos es importante ya que es la cantidad de puntadas que tiene por pulgada cuadrada, si hay mil hilos es que hay 1000 hilos en ese cuadrado, por lo tanto dará como resultado una calidad excelente. El tejido será cada vez más grueso y compactado, por lo tanto la calidad será superior. También sabremos de su calidad cuando tocamos la tela y la miramos a contra luz, las sabanas de buen hilo son opacas no se ve hacia el otro lado, esta sabana además va a durar mucho tiempo, en cambio si se ve del otro lado quiere decir que esa sabana no tendrá mucha vida útil.

Saber cuántos hilos hay en las sabanas se llama “cuenta de hilos” y las puntadas están contadas desde la parte vertical y desde la horizontal. Las personas al comprar no tienen idea de lo que están comprando a no ser que estén informados. No todas las sabanas de hilo son iguales, hay hebras gruesas y hebras finas, hay plegados simples y plegados dobles en donde se verán dos hebras entrelazadas. Los hilos finos nos darán como resultado sabanas más suaves, las sabanas más pesadas y resistentes son las de hilos más gruesos, el tejido también será importante, los tejidos serán la franela, el jersey, el percal y el satén. El percal es un tejido simple y denso en su textura, es una tela que se deshilacha y se hace con algodón peinado, dan la sensación sedosa al tocarla, y nos relaja en el contacto con la piel.

La franela es una tela no tan suave pero que tiene más peso se hace con algodón afelpado, el algodón es acogedor pero es propenso a hacer las famosas bolitas. En el caso del jersey es una tela tejida que se hace en el método circular, y el satén, es una hebra que se teje del revés y da la sensación de la seda. Las sabanas son importantes desde que nacemos, en el ajuar del bebe se las hace bien suaves con algún bordado para que la piel no se raspe al contacto, lo mismo sucede con la cama de los enfermos, se cambian todos los días para una buena higiene, estas sabanas pasan por procesos de desinfección en los hospitales. Las sabanas de la primera noche de bodas, serán las sabanas para los amantes, por lo general de seda, suaves y lustrosas que tienen el fin de estar en contacto directo con la piel.

Tips y consejos

Hoy las sabanas vienen de distintos tamaños porque la gente le pone un énfasis especial a descanso. Muchas vienen elastizadas y de tamaños importantes ya que las camas hoy también son de buenas dimensiones. Uno de los mejores inventos han sido las sabanas con elastizados para que no se nos salgan de las puntas. Las sabanas pueden ser lisas o con distintos motivos que además van a combinar con los acolchados y el resto de la habitación. Hay que tener la costumbre de cambiarlas cada 5 o 6 días, ya que van quedando con los olores del cuerpo. Mucha veces por mas higiene que haya en la habitación se van acumulando ácaros, y otros parásitos.

En los geriátricos a través de las sabanas mal lavadas se pueden contagiar enfermedades, lo mismo sucede en los hoteles que tienen que cambiar sus sabanas todos los días, a no ser que será una estadía mas larga con un cliente que se quede varios días. Las sabanas almidonadas eran lo que se estilaba antes, se las planchaba para que quedaran impecables, pero un poco duras. Hoy hay productos que las perfuman y también las dejan sin arrugas dando un máximo confort. Lo más agradable de las sabanas es sentir el olor fresco en la cama que invita a tener un buen sueño.

email de contacto para informes