inicio logo tiendastextiles.com
 

 

sabanas para bebes
Recomendar Compartir
 

Sabanas para bebes

Las sábanas son el elemento fundamental para cubrir cualquier cama, pero no todas son iguales o poseen los mismos atributos, ya que cada uno de nosotros somos únicos e irrepetibles, es por ello que tenemos diversas necesidades como gustos.

Las sabanas para bebés difieren de cualquier tipo de sabanas, y no lo decimos solo por su tamaño, sino también por su composición, sus tejidos, acabados, y suavidad. Un bebés no puede descansar en la misma cama que un adulto, ya que tiene otra prioridades, nosotros debemos cumplir con ellas para asegurar un buen descanso.

 

Sabanas convencionales para cunas

Las sabanas para bebés pueden ser tradicionales o no, por lo general las madres optan por sabanas hipoalergenicas o antialérgicas para evitar que su bebé sufra alguna erupción. Pero dentro de los modelos más vendidos o populares, tenemos las sabanitas ajustables, bordadas, de algodón, etc. Lo bueno de todas las sábanas para niños es que son fácilmente lavables, lo que hace que nos podamos asegurar una higiene completa, otra característica a remarcar es que no se deforman, favoreciendo su vida útil. Uno de los trucos de marketing de las empresas fabricantes de sábanas para bebés es poner dos sabanas en sus juegos, y cobrar solo por una sabana bajera, ¿Por qué ocurre esto?, sencillamente la sabana bajera viene de “regalo” debido a que funciona como recambio y no como otra sábana.

Todos sabemos que los bebés tienden a mojar la cuna, ya sea porque el pañal no esté bien ajustado o no sea del todo absorbente. Algunos modelos de sábanas para bebés están rellenas de algodón para absorber el vómito del bebé en caso de que éste se descomponga, es solo una alternativa entre tantas. Las sábanas que colocaremos encima, en ocasiones vienen con recambio, y deben ser de un 100% de algodón para obtener una mayor suavidad y facilidad de higiene. Esto que hemos recalcado es muy importante a tener en cuenta, en especial si somos madres primerizas y no estamos muy empapadas en el tema; la salud de nuestro bebé también está en sus sábanas. Las sábanas para bebes y niños más entrados en años no difieren mucho, esto se debe a que los fabricantes llevan adelante su confección mediante los mismos métodos, debemos contar con materiales suaves para que sean agradables en el contacto con la piel.

Pero cuando los niños van creciendo se tornan más demandantes y es aquí en donde algunos conceptos cambian, por ejemplo, la durabilidad de las sábanas para bebés no era algo que preocupara a muchas mamás ya que los niños solo duermen en sus cunas. Pero cuando el niño comienza a crecer, las sábanas se desgastan mucho más, debido a que es muy probable que el pequeño pase horas en su cuarto mirando televisión, o haciendo la tarea sobre su cama, o por qué no jugando. Es por esto que la tela con la que se la confeccione debe ser mucho más resistente y así tener una sábana que dure por muchos años. Las sábanas para niños, ya sean bebés o menores de 6 años, deben cumplir tanto con requisitos estéticos, como funcionales, esto es algo a tener en mente antes de realizar cualquier tipo de compra. Los modelos pueden ser muy llamativos, pero si no abrigan, habremos desperdiciado nuestro dinero.

Antes de comprar una sabana

Como se ha señalado previamente, comprar sábanas para bebés no es una tarea menor, no solo debemos tener en cuenta los datos referidos a la salud de nuestro niño, sino también los datos menores como, por ejemplo, las medidas. Cuando nos adentremos en una tienda de sábanas infantiles, es importante ya tener en mente la medida de la cuna del pequeño, actualmente tenemos todo tipos de cunas: simples, con cajones, minicunas, etc. Es por esto que las medidas de los colchones de las cunas no están estandarizadas y esto implica que no todas las sábanas encajarán correctamente.

Una vez que tenemos las medidas, debemos optar por el material de confección, que como ya dijimos, debe ser lo más saludable posible para el infante: telas hipoalergenicas o antialérgicas o algún tipo que no produzca efectos nocivos en la piel del bebé. Cuando la tela y las medidas hayan ya sido elegidas, entonces pasaremos a un tema más superficial: colores, diseños y estampados. Lo más lindo para la cuna de un recién nacido es que tenga sábanas “divertidas”, aunque es cierto que él no podrá reconocer la importancia de los estilos, sí lo harán los invitados y familiares que lo vengan a visitar. Es por ello que las sábanas deben estar a tono con el cuarto del pequeño, y al mismo tiempo cumplir su funcionalidad que es mantenerlo cálido y proporcionar un buen sueño.

email de contacto para informes