inicio logo tiendastextiles.com
 

 

tela terciopelo
Recomendar Compartir
 

Tela terciopelo

Existen muchas telas exóticas, tenemos a la seda, el raso, la pana, pero entre todas ellas, existe una que suele destacarse por sobre las demás, nos referimos al terciopelo. La tela de terciopelo es, sin lugar a dudas, una de las más utilizadas en la confección de indumentaria formal; es por esto que podemos encontrarla en sacos, pantalones e incluso chalecos.

¿Pero es una tela conveniente? ¿Cuáles son sus ventajas y desventajas? ¿Es costosa?, muchas son las preguntas que nos abordan cuando hablamos de las telas no convencionales, ya que son difíciles de conseguir. Nosotros aquí, le brindaremos todos los datos y particularidades del terciopelo para que usted sepa en qué momento es bueno optar por él.

 

Terciopelo de algodón y sintético

La tela de terciopelo tiene sus comienzos en el lejano oriente, y por lo que se ha podido averiguar, se hizo presente por primera vez a finales del siglo XIII. Textil muy empleado por reyes, reinas y miembros de la alta sociedad, debido a sus características peculiares: era suave, daba la impresión de un color intenso y glamoroso. La tela de terciopelo italiano era la más cotizada en esta época; se producían hilos de distintas longitudes como colores y se los entretejía con seda o lana. Se podía observar en las renombradas tiendas de Florencia y Venecia, prendas ricas en terciopelo; luego esta tela se extendió a Brujas y ciudades aledañas. La tela de terciopelo hecha a base de algodón tiene la particularidad de ser muy suave al tacto, en especial si pasamos nuestra mano en dirección del pelo; es un textil muy firme y de un grosor considerable pero no rígido, lo que permite confeccionar diversos tipos de indumentaria.

Con respecto al lavado y planchado del terciopelo, en caso de no poder pagar una tintorería, se debe tratar la prenda a mano y, en lo posible, dentro de una bañera. Se debe sumergir la prenda en una temperatura fría o templada, de no más de 25º. Una vez enjuagado, no se debe planchar, esto arruinaría la ropa. Si nos surgió algún inconveniente y debemos cortar o coser, decimos que ésta no es una tarea compleja, siempre se debe coser siguiendo la dirección del hilo y no tirar demasiado; como vemos, se cose como una prenda tradicional, solo que con un poco más de precaución. Las ventajas de la tela de terciopelo a base de algodón son muchas: la primera se relaciona con su resistencia, aguanta notablemente los roces; es un textil que otorga calidez ya que estamos hablando de una tela abrigada pero transpirable. No es elástica, por lo cual no existe riesgo a que se deforme con el uso; no se arruga ni cuando lo lavamos, ni cuando lo ponemos en alguna maleta.

Desventajas: No es un textil que pueda teñirse, esto debe tenerse en cuenta; se lo debe sobrehilar y se encoje frente a las altas temperaturas. Si tenemos animales, es muy posible que sus pelos se adhieran al terciopelo, por ello necesitamos de un cepillo especial para removerlos sin dañar la indumentaria. La tela de terciopelo sintética es similar a la confeccionada a base de algodón, solo que la primera presenta más un aspecto de tela. Tampoco se lo debe planchar, solo colgar en alguna percha para su secado; la particularidad que lo diferencia del terciopelo a base de algodón es que es mucho menos resistente a los roces ya que su grosor es más fino. Los precios son más accesibles, ya que estamos hablando de un material sintético, lo que abarata de gran forma los costos, por eso puede conseguirlo entre 12 y 25 euros. Mientras que la tela de terciopelo a base de algodón cuesta entre 35 y 40 euros.

¿Qué es el terciopelo?

El terciopelo no es cualquier textil, sino uno de tipo elegante y es por esto que se lo emplea para confeccionar ropa de esta clase; pero para ser un poco más específicos, decimos que la tela de terciopelo es un textil velludo donde sus hilos se distribuyen de forma uniforme. Estos hilos son cortos y densos, y es lo que otorga una sensación muy suave al tacto, extremadamente distinta a la que sentimos cuando tocamos un pedazo de tela tradicional.

Lo bueno del terciopelo es que puede conseguirse de cualquier tipo de fibra, pero para lograrlo, se debe tejer en un telar especial el cual hila dos pedazos de terciopelo al mismo tiempo. Una vez hecho esto, ambos trozos se separan y se sitúan en dos rodillos por separado, es así como se trabaja el textil para obtenerlo. La desventaja más significativa del terciopelo radica en su limpieza, la cual es muy engorrosa y complicada, es por ello que cuando debemos ejercer las tareas de higiene sobre una prenda de terciopelo, la debemos llevar a la tintorería para que sea tratada en seco.

email de contacto para informes