inicio logo tiendastextiles.com
 

 

telas para cortinas
Recomendar Compartir
 

Telas para cortinas

Las cortinas pueden ser confeccionadas de diferentes formas y con distintos materiales, está en nosotros seleccionar los que más se adecúan a nuestro bolsillo y necesidades. Las diferentes telas para cortinas presentan diversas características que les brindan ventajas significativas, pero también algunas falencias.

Entonces ¿Cómo sabemos si estamos eligiendo la tela correcta para nuestro cortinado? La pregunta no es muy difícil de responder pero tampoco debe tomarse a la ligera, seleccionar una tela puede llevarnos algún tiempo y, sobre todo, mucha dedicación.

 

Eligiendo la tela correcta

Elegir la tela correcta es lo primordial para que nuestro ambiente se vea decorado y que al mismo tiempo tenga la luminosidad necesaria; como la vistamos a la ventana, no es un detalle menor, ya que la apariencia de la misma está sujeta al tipo de tela y diseño de cortina que elijamos. Pero no todas las telas con aptas para todas las cortinas; existen diferentes alternativas que se adecuarán al tipo de ambientación que deseemos lograr. Repasemos las mejores telas y las más utilizadas una por una. Acetato: a este textil se lo conoce también con el término de “seda química” o fibra artificial que se obtiene, como su nombre lo indica del acetato (es decir la pulpa de la madera). Se empezó a utilizar en los textiles luego de su descubrimiento, en 1869, y es por ello que hoy vemos este material en blusas, vestidos y, obviamente, cortinas; las cortinas que contienen acetato se caracterizan por ser ligeras y sedosas, como resistentes y fáciles de mantener. No se encogen, arrugan o destiñen.

Alemanisco: este es un textil muy fuerte pero en base a hilo o algodón, una particularidad de esta materia prima es que presenta una superficie desigual, esto se debe a que sus hilos al encontrarse alternados cruzan los de su trama. No solo podemos ver telas para cortinas con este material, sino también se emplea en gran medida en toallas y mantelería. Aida: esta tela es básicamente algodón y como ventaja cuenta con que es la más fácil de bordar, las podemos encontrar en diversas tramas: 8, 11, 14, 16 y 18. ¿Qué son las tramas?, éstos representan los puntos por pulgada. Alencon: este material es un tipo de encaje y su nombre hace alusión a la ciudad francesa en donde fue concebido. No mucho más para decir, es estético y suele utilizarse con fines decorativos únicamente.

Algodón: Quizás el material más conocido dentro de las telas para cortinas, es, como ya casi todos sabemos, una fibra vegetal. ¿Cómo saber si el algodón es de calidad?, por su finura, brillo, pureza y la longitud de su fibra. Cuanto más larga sea ésta más resistente, regular y fino será su hilo. El algodón no es solo empleado en cortinas, podemos decir que es el textil preferido por excelencia, podemos ver blusas, sabanas, toallas, y todo tipo de ropa de cama confeccionados con algodón. Es resistente al calor, absorbe grandes cantidades de agua, no se apolilla, apelmaza, ni tampoco acumula estática. Por su resistencia es el más aconsejado en la confección de cortinas, sin mencionar que es de muy fácil mantenimiento y limpieza.

¿Qué otras telas usar?

Batista: Este artículo es una tela muy fina, usualmente de lino, que además de utilizarse como tela de cortina, se emplea para la fabricación de pañuelos, vestidos y camisas. Asis: éste es un tejido regular y muy grueso, es ideal para las habitaciones de los niños debido a su gran resistencia. Cachemir: el cachemir suele ser una de las telas más elegidas por el consumidor, cuando de cortinas se trata, es una tela suave y tiene la particularidad de obtenerse de la lana peinada. Brocatel: este textil es una mezcla de algodón y seda, aunque también podemos obtenerlo del lino o estambre, combinados con la seda. La característica principal de esta tela es que debe limpiársela en seco, de lo contrario la arruinaríamos. Crespón: éste es un tejido arrugado, y este efecto se logra retorciendo muchos hilos.

Se puede encontrar crespón de lana, seda, algodón e hilo. Lona: Ésta es muy resistente y puede estar hecha en algodón o cáñamo, tiene características impermeables y se emplea para cortinas que deben ser situadas en el exterior de la vivienda debido a su resistencia a las fuertes condiciones climáticas. Como observamos existen muchas variedades de telas que podemos emplear ya sea para comprar o confeccionar una cortina tradicional. Cada una de estas telas cuenta con un sinfín de ventajas o beneficios que podemos aprovechar. Eso sí, antes de optar por alguna de ellas, será necesario que analicemos todo lo que brindan, y las posibles desventajas que puedan aparecer. No todas las telas son acordes a nuestro ambiente, y es por ello que debemos ser precisos en su elección. La tela debe decorar, pero también ser funcional.

email de contacto para informes