inicio logo tiendastextiles.com
 

 

telas para sillones
Recomendar Compartir
 

Telas para sillones

Los sillones forman parte no solo de una decoración perfecta de nuestro living, sino también fueron diseñados para brindar comodidad, y que podamos relajarnos allí luego de un arduo día de trabajo o actividades.

Pero para que este mobiliario cumpla con el 100% de las expectativas, debe tener una muy buena estructura y un gran sentido de la moda como de los aspectos decorativos; es por ello que cuando nos dirigimos a una tienda a comprar uno, tenemos que cerciorarnos que combine con el resto de la habitación. Pero muchas veces no contamos con el dinero suficiente para comprar un mueble nuevo y debemos optar por más opciones, una de ellas es tapizar.

 

Todas las telas

Las telas para sillones nos sirven cuando debemos cambiarle la cara a este mobiliario para así, ahorrarnos unos buenos billetes. Pero ¿Qué telas son las adecuadas para tapizar sillones? ¿Son realmente económicas?, éstas y otras preguntas más, las responderemos a continuación. Como dijimos previamente, las telas para sillones son muchas y muy variadas, cada una posee características que pueden servirle a nuestro mueble, no solo para embellecerlo, sino también para protegerlo del desgaste, la suciedad, la humedad y las posibles roturas. Veamos cuáles son las telas para sillones más utilizadas en la tapicería actual. Dentro de las telas para sillones que más se usan, tenemos a la loneta, la seda, la microfibra, el terciopelo, el damasco y la piel, entre otras. Empezaremos a describirlas de a poco, la primera será la microfibra, una tela atípica pero muy recomendable; está hecha de un material sintético similar a la gamuza.

Es muy suave al tacto, no se deforma con facilidad y puede limpiarse muy rápidamente sin necesidad de agentes químicos; también es bueno destacar que es un tipo de textil muy resistente a los lavados. El terciopelo es un textil empleado para una decoración moderna y vanguardista, es por ello que no queda bien en ambientes rústicos o campestres; es un agradable tejido, muy suave e ideal para sillones de interior. Brinda un estilo vintage clásico, por ende queda muy bien en muebles antiguos. El damasco, por su parte, es una tela fuerte, que puede estar combinada con seda o lana y puede o no, venir estampada, esto dependerá de los modelos y del fabricante. La piel, es un textil muy empleado en decoraciones exóticas y eso hace que su precio no sea el más económico del mercado.

Entre las ventajas más significativas se encuentra su poder estético, no solo se utiliza para sillones, sino también para sillas y butacas; algunos combinan la piel con cuero para obtener un estilo un poco más elegante. La loneta, es quizás, la tela para sillones más utilizada en el mundo de la tapicería, se obtiene a partir de la combinación entre algodón y cáñamo; es una materia prima bastante económica y brinda una amplia variedad de diseños. El carpincho es un textil que se ha implementado en los muebles durante los últimos años con resultados muy positivos; trata de recrear el cuero y, como generalmente está tan bien logrado, mucha gente no puede observar las diferencias. No solo se lo usa para tapizar sillones, sino también en la confección de alpargatas, agendas, botas, cinturones, billeteras, pantuflas y hasta en carteras.

Tips para revestir

Algunos creen que tapizar muebles es cosa de niños pero esto no es así, ante todo decimos que siempre conviene tapizar cuando el armazón del sillón se encuentra en perfectas condiciones, de lo contrario, debemos comprar uno nuevo. El costo del retapizado no puede excederse del 40% del valor del sillón, es un estado nuevo. Si lo que vamos a tapizar es una pieza antigua, entonces buscaremos telas para sillones clásicas, pero antes de comenzar con esta labor (no importa si somos nosotros u otros profesionales) se debe mandar el sillón a la cámara fumigadora, esto se debe a que los muebles antiguos suelen estar infectados. Una de las claves de este trabajo se encuentra en la elección de las telas, éstas deben ser resistentes pero a su vez, compactas.

Hoy en día podemos encontrar géneros prácticos y durables como el chenille, los otomanes o panamás. Éstos están hechos a base de tejidos cuyas texturas son muy fuertes lo que hace que nuestro sillón sea resistente; también podemos elegir telas con tratamientos anti-manchas, las mismas nos servirán mucho si en nuestra casa habían niños o tenemos mascotas. Los acabados de cada tela para sillón serán elegidos de acuerdo a nuestro gusto y necesidad decorativa, podemos encontrar con ribetes, con cordones dobles y demás modelos. Debemos tener en cuenta que el grosor de la tela no nos va a garantizar calidad o durabilidad, es por ello que antes de elegirla debemos asesorarnos con un experto, el cual nos indicará las características de cada textil.

email de contacto para informes