inicio logo tiendastextiles.com
 

 

telas para tapizar
Recomendar Compartir
 

Telas para tapizar

La tapicería no es una actividad, sino un arte, y aunque suene un poco exagerado, decimos que el trabajo de tapizar una silla, un sillón, o cualquier otro tipo de mobiliario, no es una tarea fácil, porque no solo se deben conocer las técnicas correspondientes a este trabajo, sino se debe contar con algo que no todos los allegados al tema poseen: buen gusto.

Existen diversas telas para tapizar, el secreto aquí es elegir la mejor, y para ello debemos siempre seleccionar la correcta.

 

Materiales recomendados

¿Pero cuál es la tela correcta? Este es el misterio que debemos develar, y para ello ahondaremos en los diferentes tipos de tela que los expertos emplean para sus diversos muebles, sus características, ventajas y, desventajas ¿Por qué no? Renovar la imagen de nuestro hogar sin tener que cambiar el mobiliario es una gran idea, pero muchas veces resulta algo complicado porque no tenemos las ideas suficientes para llevar esto a cabo, o el tiempo necesario. Aunque no podemos ayudar en este último aspecto, si brindaremos los mejores tips para que tus muebles tengan otra cara: renovada y con mayor personalidad. Dentro de las telas para tapizar encontramos un sinfín de opciones, aquí nos adentraremos en lo que cada uno nos ofrece para que puedas elegir la alternativa más funcional, decorativa, y por supuesto, conveniente.

Un textil altamente aconsejable es la loneta, no es casualidad que sea uno de los materiales más empleados, sus beneficios son tantos que se ha convertido en uno de los favoritos de los consumidores. Está fabricado por una mezcla de algodón y cáñamo y una de las ventajas significativas radica en su precio, es altamente económico y cuenta con una gran variedad de diseños para escoger. La seda es otra tela para tapizar pero en menor medida, es cierto que su belleza es, seguramente superior a la de cualquier otra tela, pero este tipo de tejido es muy complicado a la hora de su manipulación, por esto solo se aconseja en las manos de los expertos, y no si somos principiantes. Por otra parte contamos con una tela no tan conocida en el rubro, pero que ha incursionado en los últimos años en el mundo de la tapicería, estamos hablando de la microfibra.

Este es un material a base de fibra individuales ultra delgadas, dentro de sus ventajas decimos que son indeformables, suaves y de fácil limpieza, ya que resisten los múltiples lavados ene lavadora y a mano. El terciopelo, es un tipo de tela que se emplea en la tapicería de muebles antiguos brindándole un estilo vintage, shabby o chic; no es recomendado si lo que se desea tapizar es un mobiliario moderno o minimalista. El damasco es una tela fuerte que suele estar confeccionada por seda o lana y, en ocasiones, dependiendo el modelo, suele tener estampados decorativos, solo para exquisitos. La piel, no es un textil económico, pero cuenta con un alto poder estético y es por ello que muchos no escatiman en gastar su dinero en este material. Con la piel podemos tapizar sillas, sofás, butacas y hacer combinaciones con otros productos como el cuero o eco-cuero, es así como se obtienen los estilos más elegantes y sofisticados en las dependencias.

Claves para tapizar

Cuando no podemos comprar nuevos muebles y remodelar nuestra habitación debido a falta de dinero, entonces debemos optar por la tapicería como mejor opción. Se recomienda siempre tapizar los muebles si sus armazones se encuentran en buen estado, claro está, muchos se preguntarán ¿Es realmente más barato tapizar que comprar un mueble nuevo?, la respuesta es “sí”. El costo de un tapizado no puede, ni debe, superar el 40% del valor de la pieza; de todas maneras existen casos excepcionales en donde ocurre todo lo contrario. Esto es habitual en piezas antiguas en donde la tela es más costosa como la mano de obra. Existen tres consejos para tener en cuenta a la hora de tapizar cualquier tipo de mueble: ante todo, el ancho de las telas para tapizar suele ser de 1,40 metros, pero para poder economizar un poco más y gastar menos, se aconseja optar por las telas de 2,80 metros.

Se deben reforzar las áreas que se encuentran más expuestas a los roces, siempre empleando la misma tela para hacer la protección. Las fundas para los apoyabrazos (refiriéndonos a los sillones) son estupendas y permiten una mejor limpieza. Por último, algo fundamental a tener en cuenta es que, el grosor de una tela no garantiza su calidad como su vida útil. Es el tipo de tejido como su género, el que nos va a brindar esta información; es muy común que las personas crean que porque una tela es gruesa, durará más y luego se encuentran con una situación adversa. El asesoramiento con un experto nos ayudará a determinar este punto.

email de contacto para informes