inicio logo tiendastextiles.com
 

 

telas para vestidos
Recomendar Compartir
 

Telas para vestidos

Los vestidos son un elemento primordial para cualquier mujer, ya que ellos son los encargados de presentarlas espléndidas en los eventos de cualquier tipo. Es por esto que cuando una mujer debe escoger una prenda como ésta, presta gran atención a cada detalle: desde su confección, el tipo de tela que se ha utilizado para la misma, las costuras, las texturas, los colores y demás aspectos que hacen al vestido.

Las telas para vestidos son los principales componentes, los que influirán notoriamente en el resultado final del producto, si la tela es mala o de baja calidad, se notará; y esto no puedo ocurrir en fiestas o eventos de la alta sociedad.

 

Todas las telas

Hoy en día podemos encontrar diversas telas para vestidos: económicas, costosas, prácticas, fáciles de lavar, resistentes, etc.; todas ellas son muy buenas, pero no siempre sirven para fabricar un vestido. Nosotros le recomendaremos las mejores telas para vestidos de la actualidad, y le diremos por qué usar esas y no otras. Como dijimos previamente, en el mundo de la tela para vestidos hay muchas y muy variadas, lo importante es primero determinar para qué utilizaremos esa tela: será para un vestido casual, de fiesta, de casamiento, para un evento de noche o de día, etc. Una vez que hayamos determinado estos factores, entonces procederemos a la elección de la tela. Los vestidos de casamiento, se dividen en 2: para eventos de día y de noche ya que esta celebración puede tener lugar en cualquier hora.

Para poder obtener un buen vestido podemos optar por telas como el raso francés o italiano, por encajes europeos, sedas inglesas, italianas o hindúes, o por qué no la seda. Algunos secretos son esenciales: por ejemplo, los vestidos hechos en raso italiano poseen una mayor caída porque las telas son mucho más gruesas que las tradicionales; a su vez al tener una textura más ligera, brindan un toque rústico difícil de lograr. Pasemos ahora a detallar las telas para vestidos y los materiales más empleados. Brocados: éstos son básicamente tejidos de tela con bordados en relieve; algunos incluyen hilos de seda con un poco más de brillo los cuales pueden formar, entre otras cosas, dibujos de animales, figuras geométricas, flores, etc. Algunos brocados pueden combinar rayón, algodón y lino, lo que al mismo tiempo determinará tanto su textura como grosor.

Crepe: el crepe es una tela para vestidos muy empleada, es lisa con una caída muy hermosa; este crepe puede estar hecho en seda natural, poliéster o incluso en lana suave. Es una tela que puede combinar a la perfección lo brillante con lo opaco; en otras de sus características decimos que es muy suave al tacto. El encaje: un buen encaje es un elemento que no puede faltar en ningún vestido de fiesta, pero hay que tener cuidado, el encaje no queda bien siempre, debe aplicarse con mesura. Éste es un tejido formado por hilos de seda de oro o plata, los cuales puede ir trenzados o torcidos, esto lo decidiremos nosotros. Actualmente podemos encontrar diversos tipos de encaje: Chantilly, D’Alencon, Valenciennes y Soutache. Damasco: Una tela para vestidos muy popular es el damasco, estamos hablando de un tejido de seda, algodón o lana el cual tiene la particularidad de combinar hilos formando un excelente estampado en relieve. Podemos encontrar telas “adamascadas” que se logran mediante el uso de hilos metálicos, que son mucho más estéticas.

Delicadas y especiales

Gasa: La gasa es una tela fina y que suele ser transparente, se logra utilizando seda tejida lo que le da una caída muy particular. La gasa es muy buena a la hora de confeccionar vestidos drapeados, con volados y chales; también podemos notar el uso de la gasa en vestidos con mucho vuelo. No debemos confundir esta tela para vestidos con el “gazar”, otro textil que está formado de seda natural; se lo utiliza para faldas muy largas a las cuales se les agrega una cola. Podemos encontrar gazar de diversas texturas, grosores y colores; como dato principal, decimos que es un textil muy suave al tacto.

Organza: Es un entramado de hilos muy finos de seda que, mediante su combinación, logran una textura muy delicada; es un tipo de tela casi transparente. Podemos encontrar organza lisa opaca, como también brillante tipo cristal. A este textil se le pueden bordar figuras si problema alguno; la organza satinada se hace mediante la seda espesa y resulta muy tupida. Satén: Otra de las telas para vestidos es el satén, el cual posee un acabado brillante; se puede obtener a través del acetato. El satén cristal es el más utilizado en la confección de vestidos de novia, ya que tiene cuerpo y mucho brillo. También podemos encontrar algunas variantes como el satén mate, el cual es muy aconsejable para vestidos de día.

email de contacto para informes