inicio logo tiendastextiles.com
 

 

tela pique
Recomendar Compartir
 

Tela pique

Las telas que encontramos en la actualidad son muy variadas, desde telas para prendas formales hasta textiles simples pero de gran calidad para la confección de ropa casual o informal.

Nosotros estamos aquí para brindarle la mejor información sobre este tema tan complejo como fascinante; no es una tarea simple optar por una tela de calidad, ya que para saber si realmente este textil es bueno, debemos contar con información o datos básicos. El textil que nos compete en este texto es la tela piqué: ¿Qué es? ¿Para qué se utiliza? ¿Qué ventajas y desventajas posee? Y muchos otros aspectos relacionados a la misma.

 

Desde el Principio

Para saber bien de qué se trata la tela piqué debemos ahondar en sus maravillosas características; ante todo decimos que el piqué o también conocido como Marsella, se trata de un tejido que se encuentra fraccionado en intervalos de 12 hilos; estos hilos están hechos completamente en algodón. Muchas son las personas que afirman que la tela piqué es una de las más formales, elegantes y distinguidas del mercado textil, se utilizó en principio en los Fracs; los expertos aseguran que esta tela tuvo su origen justamente para ser destinada a ellos. Una de las particularidades de la tela piqué es que posee más almidón que la tela tradicional, lo que hace que se sienta un poco más tiesa.

El uso del piqué se extendió a muchas prendas, desde camisas hasta corbatas y chalecos. Cuando hablamos de su origen, decimos que, por lo que la historia cuenta, la tela piqué tuvo su origen en la industria del algodón a fines del siglo XVIII; en sus comienzos se empleaba este textil para confeccionar edredones y acolchados similares. Hoy, como ya lo dijimos, esta textil puede verse en gran rubro de prendas, incluso en playeras de polo y vestidos de mujer. La tela piqué es una tela fresca, y por su tejido suave, las convierte en un tipo de textil cómodo para vestir. Dentro de sus ventajas podemos remarcar que son fáciles de lavar y secar y muy difícilmente se arruguen ya que suele amoldarse mediante el uso.

Los que son fanáticos del piqué dicen que es una tela “blanda” y que posee la ventaja de adherirse sin problemas al cuerpo (para algunas mujeres esto puede resultar incomodo ya que esta acción podría marcar posibles imperfecciones físicas). A nivel informativo, decimos que la tela piqué suele estar hecha con un 50% de algodón y 50% de poliéster; dentro de los modelos que más se suelen ver encontramos a las poleras tipo tenis (muy empleadas como uniforme escolar), chombas y prendas similares. Otra ventaja significativa de la tela piqué radica en su porosidad, ya que permite la adecuada ventilación y eso hace que nos se acumule sudor y produzca olores desagradables.

Sus usos más comunes

La tela piqué puede ser utilizada para la confección de varios productos textiles, como también para la tapicería de sillas, sillones, y mobiliario similar. Su imagen es muy similar a la de un “nido de abejas” debido a sus dibujos en relieve y esto la hace única. Es muy común, hoy en día adentrarnos en una tienda de sillones y observar productos tapizados enteramente en piqué, esto se debe a que al ser una tela sensible y suave al tacto, pero al mismo tiempo resistente, resulta muy exitosa en muebles donde debemos pasar gran parte del día. No es extraño observar sillas con asientos tapizados en piqué o, lo mismo, con respaldos de la misma tela; banquetas, etc. El piqué es un textil tan versátil y posee una gran calidad que se ha vuelto la tela por excelencia. Pero la tapicería no es la única aplicación para este textil, en algunos sitios, específicamente, blanquerias, podemos encontrar cubrecamas, colchas y manteles hechos en tela piqué. Los diseños son muy variados: con o sin estampados, colores vivos como oscuros, con brocados y bordados, etc; un artículo para cada ocasión y necesidad.

Con respecto a su cuidado, decimos que es una tela muy fácil de mantener y lavar, puede higienizarse en lavadora mediante el uso de muy poco jabón o detergente, para no arruinarla. No se deforma por los lavados continuos, debido a que su estructura es muy fuerte, de todas maneras no debemos abusar, y solo hay que lavarla cuando la misma esté sucia y no con periodicidad. En caso de que se tenga una mancha compleja, lo que debe hacerse es agregar solo jabón en polvo o un quita manchas, no muy fuerte químicamente, en el área afectada, y luego meter la tela en la lavadora. No es necesario plancharla después del lavado, ya que la tela piqué no forma arrugas, por lo tanto, mientras la colguemos extendida para que se seque, bastará para obtener una tela lisa otra vez.

email de contacto para informes