inicio logo tiendastextiles.com
 

 

clases de paos
Recomendar Compartir
 

Tipos de toallas

Las toallas vienen en muchos modelos, diseños y telas, pero debemos saber cuál es la mejor para nosotros. Existen diversos tipos de toallas: de hilo, de algodón, deportivas, bordadas, con capucha, etc.

Cuando nosotros vamos a la tienda a comprar un juego de toallas no solo debemos tener en cuenta su composición a nivel textil, sino también como éstas influirán en nuestra decoración. No nos olvidemos que las mismas suelen complementarse con las alfombras de baño y batas, para así lograr una excelente armonía en todos los productos.

 

Materiales y características

Tenemos tantos tipos de toallas como textiles para su confección, hoy en día el mercado ofrece toallas de baño, para hacer deporte, para la playa, para spa y muchas otras. Lo importante aquí es que, conociendo todos los modelos, podamos optar por el mejor para cada ocasión, y para eso estamos nosotros, para asesorarlo. Cada toalla posee características especiales, esto se debe a que están confeccionadas en diversos materiales, tenemos toallas de algodón, de microfibra, antiestáticas, bordadas, etc. Nosotros ahondaremos un poco en los atributos y ventajas que cada modelo brinda, por ejemplo las toallas de algodón se caracterizaron siempre por ser las mejores y esto no es un mito, son, según sus más devotos consumidores, las que mejor secan. Una toalla tiene una función básica la cual es, justamente, secar, pero al mismo tiempo debemos decir que el contacto entre la toalla y nuestra piel no puede ser agresivo.

Si compramos una toalla es para sentir suavidad a la hora de utilizarla, ya sea en el cuerpo como en el rostro. Dentro de los tipos de toallas de algodón, se destacan las confeccionadas con algodón egipcio, esta materia prima se extrae de las plantas originarias de Egipto. Los expertos en blanqueria, aseguran que las toallas de algodón egipcio son las más suaves hasta hoy conocidas y las que más absorben, esto se debe a que este algodón posee fibras más largas y extrafinas, asegurando una máxima calidad como resistencia. La convencionales absorben muy bien desde ambas caras pero son un poco más pesadas, y al tacto más ásperas. Las toallas de hilo son también muy populares, y quizás las más antiguas, estamos hablando de tejidos de calidad que aseguran una máxima resistencia como vida útil. Es importante destacar que son, sin lugar a dudas, las más elegantes; se pueden lavar a mano sin utilizar demasiados químicos y lo bueno es que no se arrugan fácilmente, lo que nos evita su planchado.

Por otra parte, como ya habíamos adelantado, tenemos las toallas de microfibra, las cuales son un poco más caras pero su precio vale la pena. Estas toallas suelen ser superiores a las tradicionales debido a su funcionalidad y suavidad, hechas en poliéster hacen que su absorción sea casi imposible de superar (el doble que el algodón). Como ventaja principal, remarcamos que la suciedad que extraemos o removemos queda atrapada entre las microfibras lo que hace que la limpieza sea muy eficaz. No dejan pelusas, resisten los continuos lavados, no se encogen o deforman, como si ocurre con otras telas; se las puede lavar a altas temperaturas y no generan arrugas. Lo bueno de este tipo de toallas es que son hipo-alergénicas, esto implica que no producen alergias o reacciones extrañas en la piel; en conclusión, son multifuncionales porque absorben 5 veces su peso y actúan como una toalla gruesa.

La toalla adecuada es la de mejor calidad

Es cierto que cuando nos dirigimos a la tienda a comprar un juego de toallas, como lo hacemos con cualquier otro producto, debemos tener en cuenta nuestras necesidades, pero a la hora de referirnos a las toallas, hay más factores. La mejor toalla es sin lugar a dudas, la de mejor calidad, y cómo sabemos si estamos comprando algo de calidad, la respuesta es sencilla: el grado de algodón que ésta posea. Siempre se aconsejará adquirir un artículo que sea 100% algodón, si es muy caro para nuestro bolsillo, podemos abaratar costos comprando un producto que esté confeccionado de la siguiente manera: 50% algodón y 50% poliéster.

Si observamos que la marca incluye “algodón high-grade”, entonces estamos en presencia de una toalla con grandes ventajas. Este modelo posee fibras extra largas que hacen que la absorción sea la mejor de todas, brindando al mismo tiempo fortaleza y suavidad. Su mantenimiento es sencillo, si las lavamos en lavadora, siempre debe hacerse con agua tibia y empleando un detergente suave. Si tenemos toallas de colores, entonces las lavaremos por separado para evitar que destiñan una sobre otra; apenas las tengamos secas, se debe doblar y guardar. Importante es no utilizar suavizantes porque éstos contienen siliconas que afectan negativamente a las fibras, dañándolas y haciendo que a un corto plazo se tornen ásperas en vez de suaves al tacto.

email de contacto para informes